El Ayuntamiento de Ripoll exige al gobierno español una explicación "exhaustiva" sobre la vinculación del imán de Ripoll, Abdelbaki es-Satti, con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) tal como se dio a conocer hace unos días a través de medios de comunicación. En una moción aprobada ayer por la junta de gobierno local, se condena esta falta de información por parte del gobierno español y los servicios de inteligencia.

Se les acusa de "esconder" estos hechos y de no haberlo puesto en conocimiento durante la junta de seguridad celebrada el 4 de septiembre en Ripoll a raíz de los atentados de Barcelona y Cambrils. Consideran que esta ocultación de información es "muy grave e indignante" y la tildan de "actuación mezquina" que "vulnera los principios de colaboración" entre los cuerpos y fuerzas de seguridad. Por otra parte, también anuncian que inician las acciones legales para tener toda la información y emprender las acciones necesarias para "depurar posibles responsabilidades" por estos hechos.

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Ripoll (PDeCAT) ha condenado de forma enérgica lo que consideran una ocultación deliberada de información por parte del gobierno español sobre la vinculación de lo que fue imán de Ripoll y cerebro de los atentados del pasado agosto con el CNI.

Confidente del CNI

Se ha recogido con forma de moción, aprobada ayer por junta de gobierno, y este martes se dará cuenta al pleno. El texto hace referencia aspectos que se han destapado a través de medios de comunicación en los últimos días y que hablan, entre otras cosas, del seguimiento de Abdelbaki es-Satti por parte de la policía española pocos meses antes de los atentados de Barcelona y Cambrils y de su papel como confidente del CNI.

Desde el consistorio recuerdan la posición "conciliadora e integradora" de la ciudad que quedó afectada directamente por los atentados y del papel activo con los cuerpos y fuerzas de seguridad y "buena predisposición". En este sentido, denuncian que durante la junta de seguridad celebrada el 4 de septiembre en Ripoll en carácter extraordinario, donde había representantes de los cuerpos policiales, Generalitat y del gobierno español, "nada de la información que ha ido apareciendo a los medios se manifestó en dicha reunión a pesar de suponer que algunos miembros asistentes eran conocedores".

Recuerdan que las juntas de seguridad son una herramienta de diagnosis y coordinación y que "difícilmente" se puede llevar a cabo si "desde el gobierno del Estado se esconde información delante del órgano principal de coordinación, colaboración y cooperación" de un municipio. Es por eso que califican de "muy grave e indignante" que los servicios de inteligencia "estuvieran al corriente de los antecedentes del imán y no comunicaran y compartieran esta información". Y tildan esta actuación de "mezquina", al considerar que vulnera los principios de colaboración que tiene que existir entre los cuerpos y fuerzas de seguridad con el fin de" velar por el bienestar y la propia seguridad de las personas".

Depurar responsabilidades

Por todo eso, el Ayuntamiento de Ripoll exige de forma urgente al gobierno español una explicación "exhaustiva" sobre la vinculación de Se-Satti con el CNI. También reclama que se justifiquen los motivos por los cuales la abogacía del Estado no recurrió a su día la liberación del imán aunque los servicios de inteligencia disponían de información al respecto. De forma paralela, anuncian que han iniciado los trámites para recoger toda la información y emprender las acciones para "depurar responsabilidades".

El Ayuntamiento de Ripoll se añade así a la petición de explicaciones que ya exigió el Ayuntamiento de Barcelona el 24 de noviembre. A través de una proposición del Grupo Demócrata, se reclamaron explicaciones a la a la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, por la relación entre el CNI y el imán de Ripoll, en más de exigir las responsabilidades políticas pertinentes ante "el escándalo y la incapacidad manifiesta" del ejecutivo de Mariano Rajoy "para evitar los atentados del 17 y 18 de agosto en Barcelona y Cambrils". El texto también pedía saber desde qué momento el gobierno español conocía este vínculo y por qué lo había escondido hasta ahora, concretando qué tipo de relaciones se tenían, cuánto duraron y a qué mandos o responsables reportaba Abdelbaki Es-Satty.

Quien también se ha pronunciado para exigir explicaciones al CNI es el Síndic de Greuges, Rafael Ribó. En el informe realizado sobre la prevención de la radicalización y el terrorismo en Catalunya, a raíz de los atentados yihadistas del verano pasado, el síndico cree que la ciudadanía tiene que "exigir" que el centro de inteligencia dé información "transparente" sobre la trayectoria vital del imán de Ripoll y sus posibles contactos con los servicios secretos del estado. En el documento, también se pedía que hubiera un debate sobre la prevención de los atentados y la posterior gestión en el Congreso y también en el Parlament cuando este vuelva a funcionar.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat