Girona seguirá sin cartapacio. El pacto al que ayer CiU llegó con C's y PP finalmente ha quedado en papel mojado. C's ha retrocedido en el último momento. Después de un pleno municipal movido, en el que se han hecho evidentes las discrepancias entre gobierno y oposición, y sobre todo con Esquerra Republicana, no se ha sacado adelante ninguna propuesta para desbloquear la situación organizativa del equipo de gobierno.

Pocas horas antes del pleno extraordinario celebrado esta tarde, C's ha dinamitado el pacto en considerar una “falta de respeto” las declaraciones independentistas del portavoz del gobierno, Carles Ribas. Viendo la falta de acuerdos, y que finalmente no se podría aprobar el cartapacio, el alcalde Albert Ballesta habría intentado hablar con ERC y habría aceptado una parte de su propuesta, concretamente, la relativa al sueldo.

Finalmente la propuesta que se ha llevado al pleno era que Ballesta cobrara un sueldo bruto de 68.500 euros anuales, en contra de los 73.000 euros que habrían pactado ayer con PP y C's. A pesar de todo, ERC ha asegurado durante la sesión que su propuesta no sólo iba del sueldo y que había otras “cosas muy importantes” a discutir. Por este motivo, Esquerra ha reiterado su No, y ya son cuatro las veces que los republicanos han negado su apoyo al nuevo cartapacio impulsado por Ballesta.

Además, la portavoz de ERC en Girona, Maria Mercè Roca, ha criticado que el actual alcalde de Girona “no sabe negociar” y que considera una “deslealtad” que se haya pactado con dos partidos contrarios al proceso soberanista.

Girona no renunciará “a su ADN”

Carles Riba ha agradecido la responsabilidad de la concejala del PP, de mantener el pacto, a pesar del No inesperado de Ciudadanos. En este sentido, Ribas ha querido cargar duramente a la concejala de C's, Míriam Pujola, asegurando que el pacto era “una cuestión de organización” y que lo que no hará el gobierno es “renunciar a su ADN”. Además, ha recordado a Pujola que eso es una postura que ya conocía de antemano cuando pactaron. Ciudadanos, que hoy se ha mostrado molesto por las declaraciones independentistas de Roca, había pedido que Girona saliera de la Assemblea de Municipis per la Independència (AMI), a lo que CiU se habría negado.

CiU critica que ERC no quiere negociar

Por otra parte, Ribas también ha querido volver a ofrecer a Esquerra Republicana entrar al gobierno municipal, diciendo a la concejala de ERC: "yo quería bailar con usted, pero usted no quiere bailar conmigo". Además, ha recordado que cuando en el mes de junio aprobaron el primer cartapacio conjunto, con Carles Puigdemont al frente, creía “que estábamos juntos para hacer este país, que lo hacíamos a Girona y al Parlamento”, pero que finalmente no ha sido así.

También en este sentido se ha expresado el alcalde de Girona, que ha asegurado que empezó a abrir conversaciones con otros partidos porque ERC no quería negociar. Además, Ballesta ha criticado que la propuesta hecha por los republicanos no era “seria”.

Foto: @governobert_gi (fuente)

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat