El director de la agencia Método 3, Francisco Marco, ha asegurado este martes en la Comisión de Investigación de la Operación Catalunya que la brigada política del Ministerio del Interior en la etapa de Jorge Fernández investigó a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y a su familia. "Investigaban a cualquier persona relevante del procés", ha asegurado.

Marco ha mantenido que, efectivamente, existe la Operación Catalunya, en la que "un circuito de 15 personas enloquecidas" dirigían una trama que trabajaba para conseguir información comprometida contra enemigos políticos del Estado. Entre estas personas, el director de la agencia ha destacado el papel de los comisarios José Villarejo y Marcelino Martín-Blas, la expresidenta del PP catalán Alicia Sánchez-Camacho y la expareja de Jordi Pujol Ferrusola Victória Álvarez.

Según ha asegurado, la brigada política del Ministerio del Interior en la etapa de Jorge Fernández investigaba a cualquier persona relevante para el procés, entre las que ha destacado a Carme Forcadell, el expresident Artur Mas, el exconseller Felip Puig y el actual vicepresident del Govern, Oriol Junqueras. "La obsesión era encontrar información sobre ERC", ha afirmado el compareciente.

Estos nombres, exceptuando Forcadell, ya habían sido mencionados en las conversaciones, posteriormente filtradas, entre el exministro y el exdirector del Oficina Antifrau, Daniel de Alfonso.

Los implicados en la Operación Catalunya

Preguntado sobre si la Operación Catalunya sigue vigente, Marco lo ha negado y ha asegurado que el actual ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, "hizo limpieza" y paralizó todas las investigaciones prospectivas cuando llegó al cargo.

Asimismo, Marco también ha negado la implicación del actual presidente del PP catalán, Xavier García Albiol, y ha excluido de la Operación Catalunya a otros partidos, como el PSOE: "Sólo están involucrados el PP catalán de Sánchez-Camacho y el Ministerio del Interior de Fernández Díaz".

Marco se ha referido también a la implicación de los medios de comunicación y ha asegurado que eran una mera "correa de transmisión de los hechos", guiados por la relevancia informativa.

El compareciente se ha referido especialmente a Eduardo Inda, con quien ha asegurado que mantiene una fuerte relación de amistad. Ante las acusaciones de colaboracionistas, el director de Método 3 ha asegurado que "se estaba desfigurando la realidad" ya que quien estaba detrás de la Operación Catalunya era un grupo de policías que investigaban "sin garantías ni control judicial".

Inda estaba citado a declarar en esta misma comisión este martes, pero no ha asistido. La diputada de la CUP Mireia Boya ha aprovechado la ocasión para pedirle a Marco que enviara un Whatsapp a Inda y lo convenciera de comparecer.

Disputa con el PP

Durante la comparecencia, Marco y los diputados populares Esperanza García y Sergio Santamaría han sido protagonistas de una fuerte disputa. El punto álgido de esta se ha dado cuando el director de Método 3 ha tildado a Sánchez-Camacho de "mentirosa".

Eso ha provocado el enfado de los diputados populares y las críticas a la presidenta de la comisión, Alba Vergés, por permitir los "insultos" contra ellos. Vergés no les ha dado la razón ni la palabra y García y Santamaría han abandonado la comisión.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat
El periodista Eduardo Inda planta al Parlament
OPERACIÓN CATALUNYA El periodista Eduardo Inda planta al Parlament Marta Casado