Los exmiembros del PSC encuadrados en Moviment d'Esquerres (MES) invocarán en su campaña por el 'sí' en el referéndum el discurso que articuló Pasqual Maragall en defensa del nuevo Estatut y la nueva relación de Catalunya con España durante la investidura a la presidencia de la Generalitat. Era el 15 de diciembre del 2003 y Maragall advertía desde la tribuna del Parlament que si aquel proceso que estaba a punto de ponerse en marcha se veía impugnado, obstaculizado o bloqueado, la ciudadanía tendría que pronunciarse.

Han pasado justo 13 años y medio desde aquella intervención de Maragall en el Parlament. El candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat advirtió que con el nuevo Estatut, Catalunya tenía que conseguir una "consideración constitucional de la Generalitat como Estado". "Este país ahora ya empieza a ser diferente. Como en el viaje simbólico de Ulises, hemos ido más lejos y ahora hemos desembarcado en una nueva isla", describió en una metáfora que, curiosamente, se ha acabado convirtiendo también en el símbolo del procés.

"En caso de dilación indebida en la tramitación, en caso de no tomarse en consideración, en caso de impugnación o inadecuación sustantiva del resultado final a la propuesta aprobada en Catalunya, que represente una obstaculización o bloqueo del proceso, la ciudadanía catalana será llamada a pronunciarse, mediante un procedimiento de consulta general, el procedimiento de consulta general que se considere más adecuado," advirtió al describir los pasos que debía seguir la elaboración del nuevo Estatut.

Con el tiempo, las previsiones más oscuras que Maragall había apuntado se acabaron confirmando. El Estatut que, con no pocos esfuerzos, aprobó el Parlament, sufrió un severo recorte en el Congreso antes de ser aprobado en referéndum por los ciudadanos en el 2006. Pero lo peor todavía estaba por llegar. Cuatro años después de ser ratificado por los catalanes, el Tribunal Constitucional procedería al último y contundente recorte. Este episodio se convirtió en el pistoletazo de salida de las protestas soberanistas en la calle y el inicio del proceso.

Apoyo socialista

Los responsables de MES, hoy dentro de las filas de JxSí, quieren recuperar ahora aquellas palabras de Maragall para pedir el apoyo de los socialistas que votaron 'sí' al Estatut y advertirlos de que el actual texto, recortado por el TC, ya no los representa. En opinión de estos exmiembros del PSC, después de pasar por las manos del Constitucional, el Estatut se tendría que haber vuelto a votar, tal y como advirtió el entonces candidato a la presidencia.

Los dirigentes de MES se proponen recuperar la idea original de Maragall para su campaña. "Con Maragall empezó todo... El Estatut tenía que ser una liberación clara de Catalunya", recuerda la dirigente de MES Magda Casamitjana.

Para estos exmiembros del PSC, la relectura de las palabras de Maragall ante del hemiciclo aquel 15 de diciembre de 2003 aporta una peculiar revisión de la historia de los últimos años. Después de una hora y media de discurso, Maragall cerró la intervención recordando el viaje a Itaca de Kavafis que Lluís Llach musicó. "Más lejos, siempre mucho más lejos, el país dentro de cuatro años será otro y, entonces, habremos llegado a una nueva isla, y así irá haciendo camino, por lo tanto, Catalunya, como Ulises hacia Itaca," pronosticó en un diagnóstico de la situación que no tardaría mucho en revelarse mucho más complejo de lo que el entonces candidato a la presidencia había imaginado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat