El Gobierno español ha cesado hasta ahora a 252 personas que trabajaban en la Generalitat, aprovechando el artículo 155, y también ha impuesto el castellano a la administración, según los datos que ha hecho públicos hoy Servidors.cat.

Entre los formalmente cesados por el Estado hay el president Carles Puigdemont y los consellers, pero también la mayor parte del sottogoverno, desde secretarios generales a directores general, e incluso personal eventual.

La actuación del Estado ha sido frontal contra los organismos de representación del Govern en el exterior, que todo indica que ha sido una prioridad de la Moncloa. Han sido despedidos los delegados catalanes en Francia, Reino Unido, Alemania, Estados Unidos, Austria, Italia, Portugal, Dinamarca, Polonia, Croacia, Ginebra, Madrid y la UE. Al lado de eso, también ha sido despedido el personal de las delegaciones exteriores así como el del Diplocat, que ha sido suprimido. Los dos sumados significan la pérdida de 55 puestos de trabajo.

Servidors.cat considera de especial trascendencia el cese del representante catalán ante la UE, Amadeu Altafaj, porque implica que "no se puede ejercer el trabajo de representación, defensa y promoción de los intereses de la Generalitat ni dar apoyo a las entidades y empresas catalanas". También recuerda que la documentación de las delegaciones en el exterior suprimidas se ha tenido que trasladar a la Conselleria de Afers Exteriors, y eso ha comportado elevados costes económicos. Al mismo tiempo también se han tenido que rescindir los contactos de alquiler, y en algunos casos ha comportado pagar indemnización o sufragar todos los meses de contrato.

El castellano

Un capítulo aparte es la españolización lingüística de la Generalitat, ya que según Servidors.cat el Estado ha dictado que los documentos internos de los expedientes de acuerdo que tiene que aprobar el Consejo de Ministros en sustitución del Govern se elaboren en castellano o se traduzcan. Y también ha ordenado que los documentos internos dirigidos a las personas que sustituyen al Govern se traduzcan o se elaboren en castellano.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat