La Justicia española sufrirá una verdadera debacle en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo cuando decida sobre el Juicio del 1-O, según un artículo que ha publicado Voz Populi. Según el artículo, del periodista José Alejandro Vara, la decisión del presidente español, Pedro Sánchez, de indultar a los 9 presos políticos catalanes es para esquivar esta derrota, ante la "demolición" de la sentencia a instancias europeas.

"Ni un minuto. La sentencia del procés no dura en Estrasburgo ni un minuto. La tumban, se la cargan y, encima nos harán cuchufletas. No ha cundido el pánico entre la familia de las togas del Supremo. Lo tienen asumido. Será un sopapo descomunal que tumbará todo el andamio jurídico, político y social erigido en torno a la denuncia del golpe (sic). Sánchez ya cuenta con ello. Predica por Europa su singular teoría del diálogo contra la revancha", señala.

El artículo reconoce que hasta ahora Europa no ha hecho caso a la Justicia española, cuando los exiliados, y especialmente el president en el exilio, Carles Puigdemont, han acudido a los tribunales. "Poco han apreciado hasta ahora los jueces europeos, bien en Alemania, en Bélgica o en instancias de la UE, las decisiones de los tribunales españoles en las causas abiertas en torno a la más brutal embestida contra el Estado de Derecho registrada en nuestro país desde el 23-F (sic). Han rechazado peticiones de extradición, euroórdenes de detención, demandas de entrega y toda una amplia gama de actuaciones contra Carles Puigdemont y sus compañeros prófugos con una displicencia de quien se considera superior. En esa línea van los actuales pronunciamientos de Sánchez y sus acólitos, afanados en predicar las excelencias de los indultos como pieza clave para solucionar mágicamente lo que la factoría de ficción de Iván Redondo califica de 'reencuentro con Cataluña'", añade.

Según el artículo, la sentencia de Estrasburgo llegará en el plazo de un año y medio, y entonces Sánchez podrá argumentar que él tenía razón con los indultos, mientras que la Justicia española quedará tocada. Y hace una tesis pesimista ante el triunfo de las tesis del exilio catalán.

"La sentencia no durará ni un minuto en Europa. Flota por el Supremo esta convicción, que no es predicción sino casi certeza. En la Moncloa también dan por hecho que Estrasburgo tumbará la sentencia porque la sedición no es un delito con pedigrí en aquella Corte del progreso. Ni sedición, ni rebelión, ni levantamiento, ni violencia, ni sublevación. Todavía menos golpe de Estado. Quizás porque en España ya no hay Estado. Y a punto estamos de que ni siquiera haya España. Denle tiempo", concluye.

En la fotografía principal, el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska; el juez Manuel Marchena, y el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat