Hasta este viernes no sabremos definitivamente si habrá elecciones el 14-F. Sea como sea, la maquinaria electoral de los partidos ya hace días que está en marcha. Poco a poco van afinando las frases estrella de la campaña. Y ERC ha estrenado una: "La clave es que tenemos la oportunidad de que ERC lidere la nueva etapa; es la principal diferencia después de 40 años de sociovergencia". Los republicanos piden paso y se presentan como la mejor garantía de empezar de nuevo después de décadas de gobiernos presididos o bien por Convergència o bien por los socialistas. Así lo ha defendido en rueda de prensa su portavoz y secretaria general adjunta, Marta Vilalta.

Para hacerlo, siguen manteniendo la apuesta a cuatro bandas. Que Pere Aragonès presida un nuevo gobierno en compañía de JxCat, CUP, comunes y el PDeCAT. Una oferta con la cual no han conseguido seducir a nadie. Ahora bien, en ERC no se dan por vencidos. "Los nos no nos valen como respuesta", ha advertido Vilalta. "Nos hemos enfrentado a muchos nos y hemos picado piedra hasta que las cosas han pasado y hemos hecho que avanzáramos". Y ha puesto dos ejemplos. Uno, los presupuestos de 2020 que contaron con el apoyo de los comunes. Otro, el gobierno de Lleida, que aglutina "fuerzas ideológicamente divergentes", como son ERC, JxCat y los comunes. "El nexo siempre es ERC", ha concluido.

El gobierno Frankenstein y el "problema de Albiach"

La propuesta de los republicanos no convence a ninguno de los interpelados. Los de Puigdemont sólo están abiertos a compartir ejecutivo con fuerzas independentistas y vetan que los comunes puedan entrar en la ecuación. De hecho, su candidata, Jéssica Albiach, coincide en señalar que su proyecto es incompatible con el de JxCat e, irónica, califica la propuesta de ERC de gobierno Frankenstein, el sobrenombre con que primero Rubalcaba y después el PP bautizaron la alianza de izquierdas de Pedro Sánchez con Podemos y el independentismo. La portavoz de ERC ha replicado a la líder de los comunes que su propuesta pasa por liderar un gobierno "independentista, soberanista y de progreso" y que "si Albiach no se siente identificada, el problema lo tendrá ella y no ERC". En este sentido, lo ha invitado a escoger entre "estar al lado de lo que quiere la mayoría del país o dificultar la salida de la crisis y poner palos en las ruedas".

El resto de actores a quienes los republicanos invitan a compartir gobierno también rechazan la invitación y se cierran el paso mutuamente. Los programas de PDeCAT y la CUP están en las antípodas y así lo hacen ver sus representantes.

Con todo, desde ERC persisten en la oferta y seguirán apostando por ello a lo largo de la campaña. En paralelo, y conscientes de que desde JxCat jugarán la carta del fantasma del tripartito durante la campaña, los de Junqueras insisten en que es imposible que lleguen a ningún pacto con el PSC después del 14-F.

Borràs y el pacto de la Diputación

ERC ha aprovechado la comparecencia para pedir públicamente a la candidata de JxCat que rompa el pacto que su partido mantiene en la Diputación de Barcelona con el PSC. "No nos vale que Borràs diga que no está de acuerdo con el pacto en la Diputación. Que lo haga, que haga que la situación cambie. No puede hacer como si no fuera con ella".

Illa e Iceta, lo mismo

Preguntada por si ERC tiene mejor sintonía con el nuevo candidato del PSC que con quien tenía que encabezar la lista socialista, Vilalta ha sido rotunda. "Entre Illa e Iceta poca diferencia, Illa o Iceta son lo mismo, un PSC que es más PSOE que nunca".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat