Reunión al más alto nivel de la cúpula de ERC. Desde las seis y media de la tarde, los máximos dirigentes del partido se encuentran reunidos en una sala del Parlament. Encabezados por el vicepresidente, Pere Aragonès, y la secretaria general del partido, Marta Rovira, que interviene por videoconferencia desde Ginebra en el encuentro participan los consellers republicanos, los miembros de la ejecutiva, liderada por Sergi Sabrià y Marta Vilalta, el presidente de la Cámara catalana, Roger Torrent, y los diputados en el Congreso, encabezados por el portavoz, Gabriel Rufián, que también intervienen telemáticamente, así como Ernest Maragall, jefe de filas en el ayuntamiento de Barcelona También cuentan con el posicionamiento del presidente del partido, Oriol Junqueras, encarcelado en Lledoners, con quien un asesor suyo ha podido conversar este mediodía.

Sobre la mesa, una decisión compleja. Qué hacer si finalmente PSOE y Podemos, no llegan a un acuerdo. Según ha podido saber ElNacional.cat una de las opciones que contempla ERC es abstenerse como gesto simbólico, para dirigir a Madrid un mensaje de mano tendida al diálogo. La cuestión es que si los de Pablo Iglesias no cambian de la abstención del martes a un 'sí', la posición de los 14 diputados de ERC dejaría de ser determinante, porque los votos contrarios (PP-Cs-VOX-JxCat-CC-Na) sumarian más en cualquier caso.

Por lo tanto, a partir de aquí, la pregunta que trata de responder puertas adentro la dirección de ERC es si valdría la pena asumir el desgaste que dentro del flanco independentista podría representar optar por esta vía. Ahora mismo, según confirman a este diario fuentes presentes en el encuentro, que todavía duraba a las diez de la noche, todas las opciones continúan abiertas.

El martes, los de Junqueras votaron que 'no' en la primera ronda de votaciones de la investidura de Pedro Sánchez, como Junts per Catalunya. A diferencia de sus socios de Govern, sin embargo, durante el debate, Gabriel Rufián se mostró mucho más conciliador, una actitud que agradeció el propio Sánchez. El cabeza de filas de los republicanos en el Congreso acusó al candidato a la presidencia y secretario general del PSOE de irresponsable pero lo invitó a rectificar porque la negociación todavía podía salvarse. Desde el principio, los republicanos han condicionado su posicionamiento a un acuerdo de los socialistas con Podemos y han dejado claro que si hay pacto no bloquearán la investidura.

En esta difícil ecuación, hay que tener también en cuenta que ERC tiene un acuerdo de unidad de acción en el Congreso con EH Bildu. Y los independentistas vascos ya se abstuvieron a la votación del martes.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat