Veinticuatro horas después del obús en forma de artículo de Oriol Junqueras en el que calificaba de inviable cualquier otra vía que no sea la del referéndum pactado, Aragonès y sus catorce consellers se han encontrado este martes en la reunión semanal del consejo ejecutivo. Las palabras del líder de ERC han incomodado a los socios de gobierno -Junts y también la CUP- porque obvian cualquier mención explícita al nuevo embate pactado en los acuerdos por la investidura. Con todo, la portavoz Patrícia Plaja, que hoy se estrenaba en rueda de prensa, ha vendido una imagen de unidad.

"En el seno del gobierno hay consenso sobre como es debido avanzar en la resolución del conflicto", ha declarado Plaja, que ha insistido en que su papel no es hacer valoraciones políticas. Preguntada en varias ocasiones por el posicionamiento del gobierno en relación a la unilateralidad, se ha ceñido al guion pactado previamente con los miembros del ejecutivo. Que la apuesta pasa por el "diálogo permanente" y que la exigencia en la mesa de negociación con el Estado será la amnistía y la autodeterminación. Así se recoge, ha dicho, en el acuerdo de gobierno entre ERC y Junts. 

Unilateralidad en un cajón

Independientemente de las declaraciones oficiales de la portavoz, fuentes del ejecutivo apuntan a ElNacional.cat que la opción de pulsar el botón de la unilateralidad no se ha descartado, sino que se mantiene guardada en un cajón por si en un futuro hubiera que utilizarla. Ahora, sin embargo, la prioridad es otra. En este sentido, las mismas fuentes indican que las fuerzas independentistas se han dado dos años para explorar la vía dialogada.

Según se explica desde el entorno de Junqueras, Junts per Catalunya no estaba al corriente de la existencia del artículo publicado este lunes. Sin embargo, los de Puigdemont han evitado hacer sangre y se han limitado a recordar que no se puede descartar ninguna vía democrática. Más punzantes han sido los anticapitalistas, que han calificado "de error colosal" que el presidente de Esquerra Republicana abandone la apuesta por la unilateralidad.

En relación a los indultos, a los cuales también hacía referencia Junqueras, la portavoz ha repetido las frases que en las semanas anteriores había pronunciado el presidente Aragonès. Que la prioridad es la amnistía y la autodeterminación, pero que mientras tanto, "el gobierno no se opondrá a ninguna medida que represente un aligeramiento" del sufrimiento de los presos y sus familias.

En la imagen principal, Aragonès a la reunión del consejo ejecutivo. / R. Moreno

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat