El hasta ahora concejal de Educación de L'Hospitalet de Llobregat, Jaume Graells, ha presentado su dimisión como teniente de alcalde de la ciudad por la "inacción" del gobierno municipal ante las presuntas irregularidades económicas en el Consejo Deportivo que él mismo denunció a la policía.

Graells ha comunicado a la alcaldesa, Núria Marín, que renuncia a las responsabilidades en el ejecutivo local "hasta que no se aclaren los hechos y se depuren responsabilidades". El concejal se muestra "perplejo" después de que el PSC anunciara que no apartaría a los concejales investigados hasta que no se abra juicio oral: "¿Tenemos que esperar que un juez nos diga si hemos hecho las cosas bien? Más allá de lo que determine la justicia, el propio partido tiene que reaccionar con celeridad".

Graells recuerda que comunicó a Marín las presuntas irregularidades en el Consejo Deportivo el 4 de febrero y que en ningún momento se ha actuado con firmeza. "En todo este proceso me he sentido profundamente solo y con muy poco apoyo institucional y de mi partido". A pesar de haber denunciado los hechos, el concejal asegura que "nadie del gobierno municipal, ni del partido" se ha puesto en contacto con él para contrastar su opinión al respecto.

"Considero que hay indicios suficientes que evidencian la existencia de graves irregularidades que, más allá de lo que determine la justicia, políticamente y éticamente resultan inadmisibles. Las evidencias son palmarias. Y nadie hace nada de momento", asegura Graells, que señala a dos compañeros de gobierno, Cris Plaza y Cristian Alcázar, como principales responsables de la gestión en el Consejo Deportivo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat