Medio año después del célebre empate a 1.515 de la asamblea de Sabadell, donde la militancia de la CUP tenía que decidir un 27 de diciembre si se permitía la investidura de Artur Mas o no, del Consell Polític más GAP (Grupo de Acción Parlamentaria) posterior que decantó la balanza hacia el 'no' y de la mítica frase de “Hemos enviado a Mas a la papelera de la historia", los cuperos llegan a la asamblea nacional de este domingo en Esparreguera con una herida evidente, que todavía está cicatrizando.

A nadie se le escapa que el último año ha sido política y mediáticamente muy intenso para la formación anticapitalista a nivel interno. De hecho, fuentes cuperas reconocen que la militancia llega “cargada” a la cita de este domingo. Posiblemente un ejemplo de este cansancio sea el hecho de que en esta asamblea ordinaria sólo participarán 800 militantes, mientras que en el encuentro extraordinario del 27 de diciembre del 2015 participaron más de 3.000 personas. 

Unas tensiones internas que se han puesto de manifiesto durante estos últimos meses, sobre todo entre Poble Lliure y Endavant, los primeros aceptaban a Mas y los segundos se oponían rotundamente. Cada facción de la CUP ha intentado marcar su posicionamiento en diferentes comunicados, respecto a cuestiones como el acuerdo con JxSí o los presupuestos. No obstante, hay que matizar que sólo una pequeña parte de los militantes forma parte de estas dos corrientes.

Precisamente, para intentar rebajar el soufflé de este debate interno y evitar “abrir portadas”, la militancia de la CUP intentará hacer un debate más sereno y calmado en esta sesión ordinaria sobre dos cuestiones clave: la política y la organizativa.

El papel de la CUP en el procés

El debate de este domingo tiene que servir para aclarar cuál es el papel de los cuperos en el proceso independentista a corto y medio plazo, delante del actual escenario de procés “muy institucionalizado”, baja movilización social y un acuerdo con JxSí que “quedó poco definido”. En concreto, qué posicionamiento también se tiene respecto de la hoja de ruta de JxSí que realmente es lo que se está tirando adelante. De hecho, dentro de este ámbito, se incluye fijar los límites del pacto con JxSí. "No sería sano no hacer este debate", apuntan voces cuperas.  

De hecho, en uno de los puntos del documento inicial, que se hizo llegar a las territoriales y que en parte se debatirá hoy, se fijaba el 10 de enero (un año del gobierno Puigdemont) como fecha límite para ver si se daban pasos claros hacia la ruptura o, de lo contrario, se tendría que denunciar "el fraude" del pacto. “Para facilitar la acción parlamentaria de los diputados, es muy bueno que empecemos a definir cuáles son los criterios que la CUP acepta dentro del acuerdo”, explican fuentes cuperas a El Nacional.

En esta cita, no está previsto que se hable ni se vote nada en relación con los presupuestos del 2016. No obstante, estas mismas fuentes reconocen que esta cuestión "sí que puede estar en el trasfondo" del debate político. Aun así, los que tendrán que decidir si se da apoyo o no a las cuentas serán el Consell Polític más el GAP.

Vínculo con la calle

El otro debate será el organizativo, poniendo así el foco en unos apartados concretos de los estatutos cuperos, que han recibido 28 enmiendas, después de dos meses de trabajo de las asambleas locales y territoriales. En definitiva, cómo la CUP tiene que articular sus contrapesos internos para tener una estructura más eficiente, después del crecimiento cualitativo que ha vivido la formación tanto en el ámbito municipal como con la representación en el Parlament.

Ahora mismo, la CUP tiene unos dos mil militantes, de los cuales 400 son cargos electos, sobre todo en los ayuntamientos. “Tenemos que vigilar de no perder el vínculo con la calle”, apuntan estas mismas fuentes cuperas. "Vivimos un momento de encrucijada para decidir si la CUP coge un papel de izquierda del sistema o de organización popular y de ruptura como hasta ahora", matizan.

En este sentido, se hará un debate inicial de cómo redefinir el GAP, cómo hacer más operativos y más válidos el Consell Polític y su relación con las territoriales, así como, si es el caso, qué peso tienen las diferentes organizaciones integradas en la candidatura CUP-Crida Constituent. No obstante, “el fondo de toda la organización” se debatirá en otoño. 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat