Pasta, croquetas y bacalao frito, turrones, polvorones, una botella de agua y panecillos. Este fue el menú de Navidad que recibieron a los policías españoles desplegados en Catalunya el otoño del 2017 y que indignó a la gran mayoría de sindicatos. "A los delincuentes se les da mejor trato", llegó a sentenciar el sindicato mayoritario SUP.

La polémica se hizo tan grande que incluso el ministro de Interior de entonces, el popular Juan Ignacio Zoido, ordenó una investigación a la Dirección General de la Policía para que aclarara los hechos y se determinaran responsabilidades. Y es que el menú navideño de los agentes fue el detonante que acabó de hacer explotar la indignación de los policías, que desde antes del 1-O se quejaban del barco donde se alojaban, popularmente conocido por los catalanes como Piolín.

Ahora la situación se vuelve a repetir en Ceuta. Pero de las croquetas y el bacalao se ha pasado al chorizo y el atún. Así lo han vuelto a denunciar los sindicatos policiales y algunos representantes del PP, Vox y Ciudadanos, que han difundido por redes imágenes de la comida que se distribuye a los agentes que han sido enviados a Ceuta a contener la llegada de inmigrantes provocada por el choque diplomático entre España y Marruecos.

Las críticas de la oposición

En la imagen difundida se puede ver cómo el menú para los agentes son dos panecillos, unos trozos de chorizo, una lata de atún y una manzana. "20 horas de trabajo de la Guardia Civil... 20 horas protegiendo las fronteras y salvando vidas y 20 horas después esta es la comida. ¡Todo el apoyo a la Guardia Civil, la Policía Nacional y el Ejército!", ha denunciado la secretaria nacional de Emigración del PP, Ana Vázquez.

"Hora de comer... En Marruecos 30 millones de euros. A los GRS de la Guardia Civil que llevan más de 20 horas tratando de contener esta invasión migratoria, esto", ha criticado un militante de Vox. "Esto es lo que Interior da de comer a nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad después de más de 20 horas de servicio en las playas de Ceuta. Me parece una vergüenza y una falta de previsión propia de este gobierno y de su presidente. Mientras tanto, Marlaska calla", ha sentenciado el diputado de Ciudadanos en el Congreso Miguel Gutiérrez.

La crisis migratoria ha provocado que a los 3.000 efectivos del Ejército de Tierra y los 1.100 policías que hay permanentemente en la ciudad autónoma se le hayan sumado 200 efectivos más de la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía con el fin de reforzar la protección de las fronteras.

 

Imagen principal: el menú que han recibido los policías españoles en Ceuta / Foto: @MGutierrezCs

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat