La Crida no pedirá el voto para ninguna lista de las elecciones generales de próximo 28 de abril, aunque su presidente, Jordi Sànchez, sea el número uno de Junts per Catalunya. Así lo ha anunciado el propio Sànchez a través de un mensaje a los miembros de la Crida, que ha hecho llegar a través de un correo electrónico, este jueves por la tarde.

Encarcelado en Soto del Real, y juzgado en el Supremo por los hechos del 20-S y el 1-O del 2017, Sànchez dice que la unidad es "tan importante" que la Crida no la puede poner "en peligro" haciendo campaña para alguna lista: "No sería acertado ni justo que la Crida pidiera el voto para unos u otros", añade. El también presidente del grupo de JxCat sí que pide que la ciudadanía vaya a votar.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat