La ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal ha negado este martes, en el juicio que celebra la Audiencia Nacional por el presunto pago de la reforma de la sede nacional del PP con dinero de la caja B, que existiera en el partido una contabilidad paralela. "Sería de la persona que fue tesorero, no del PP", ha dicho en alusión a Luis Bárcenas.

Cospedal, que ha declarado como testigo en la vista oral por videoconferencia, ha afirmado que no tiene ninguna "animadversión" hacia Bárcenas, en cualquier caso, sería "desprecio", pero ha evitado mencionar su nombre durante su intervención que ha durado alrededor de hora y media. Tan sólo le ha nombrado en tres ocasiones y se ha referido a él por el cargo que ocupó en el partido.

La ex secretaria general ha sido preguntada directamente por la afirmación que hizo el extesorero del PP sobre que algunos altos cargos del partido cobraron sobresueldos, entre los que la incluyó, al igual que al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy. Sobre esto Cospedal ha dicho que es "falso" y que no tiene conocimiento de que existiera este "sistema" de pago.

En este sentido, ha negado rotundamente los dos apuntes de 7.500 euros que aparecen en los denominados papeles de Bárcenas bajo su nombre. "No es que no lo recuerde, es que no lo recibí", ha destacado.

Tampoco ha reconocido que Bárcenas le entregara a ella o a Rajoy el remanente de esa supuesta caja B una vez éste dejó de ser tesorero en 2009. "Desde febrero o marzo de 2009 no tuve relación prácticamente con esta persona, pero además es falso", ha dicho al respecto.

De este modo, Cospedal ha negado alguna irregularidad en el partido, por lo que en varias ocasiones ha afirmado que "la contabilidad paralela o la caja B no existe. Sería de la persona que la hizo, pero no del PP". Y así lo ha repetido en referencia a los apuntes de Bárcenas, sobre los que ha dicho: "No son reales. Sería la contabilidad B del que fue gerente o tesorero del partido".

Con todo ello, la también exministra de Defensa también ha dado credibilidad a la versión de Bárcenas sobre cómo el partido recibía donaciones. De hecho, ha añadido que no tiene ningún conocimiento de que algún empresario acudiera a la sede del PP en la calle Génova para aportar donaciones anónimas en metálico.

Cospedal ha asegurado al respecto que "las donaciones eran conforme a la legislación vigente y fiscalizadas por el Tribunal de Cuentas", recordando que a partir de 2007 la ley establece que estas aportaciones dinerarias tienen que ser nominativas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat