La corriente unionista de los comunes, llamada Comuns Federalistes, rechaza que la solución al conflicto de Catalunya sea un referéndum porque "no hay mayoría social" y porque supondría una "división profunda de la sociedad".

En el documento, que se debatió en un encuentro el jueves por la noche, apuntan que el referéndum sobre la independencia no es constitucional y requeriría una reforma constitucional previa. A diferencia de lo que defiende Catalunya en Comú, los comunes federalistas sólo entienden un referéndum una vez llegado a un amplio consenso sobre un nuevo marco de autogobierno. Esta consulta que proponen se podría hacer al mismo tiempo, o no, con otro referéndum en todo el Estado para la aprobación del nuevo modelo federal.

En el documento, también se descarta el camino de la derecha, porque sea cuál sea la sentencia contra los presos políticos no solucionará el conflicto político, y también el camino de la "rotura" que proponen los independentistas.

Además, apuntan a que "por difícil que ahora parezca" no hay ninguna otra solución al conflicto territorial que el diálogo. Este diálogo tendría que tener lugar en el marco de la Constitución y en sede parlamentaria y reservar un diálogo bilateral para las cuestiones específicas de Catalunya. La culminación sería rehacer el pacto territorial. "Hablamos de reformar la Constitución, no de abrir un proceso constituyente", se reafirman.

El documento lo cierra un texto del exdiputado de Catalunya Sí que es Pot Lluís Rabell, con el título "¿Un catalanismo del siglo XXI?", en el que señala que hace falta una alternativa y que el catalanismo no puede serlo. Por todo ello, afirma que el modelo es el federalismo y rechaza que sea una "tercera vía".

Esta corriente dentro de los comunes se reunió el jueves para hacer balance cuando hace un año que se presentaron a los órganos de dirección de Catalunya en Comú. Valoran que la legislatura ha sido "corta y compleja" y por eso quisieron rendir cuentas, además de presentar las propuestas de futuro y los documentos preparados. Todo, con la vista puesta en la renovación de los órganos de dirección de Catalunya en Comú. En el encuentro intervinieron José Luis Atienza (ICV), quien ya se presentó para liderar a los comunes en el 2018, Maribel Ibáñez, Pere Mariné, Inés de Gispert y José Luis Notivoli.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat