El gobierno de Mariano Rajoy autorizó negocios a fin de que la consultora Everis, presidida por el exministro de Defensa de José Maria Aznar Eduardo Serra, vendiera armamento por valor de más de 108 millones de dólares al gobierno de Arabia Saudí.

Según una investigación de Eldiario.es, el negocio entre Everis y Arabia Saudí habría tenido lugar en el 2017 y contaría con la aprobación del gobierno de Rajoy. En aquel momento, Arabia Saudí ya estaba implicada en la guerra del Yemen y el Parlamento Europeo pedía que no se vendiera armamento a aquel país ante el riesgo de que fuera utilizado en este conflicto, como acabó pasando.

El citado medio recuerda que varias resoluciones del Parlamento Europeo reclaman a los estados miembros que cumplan la normativa comunitaria y dejen de vender armas a Arabia Saudí por su implicación en la guerra del Yemen. Se calcula que este conflicto bélico ya habría provocado la muerte de 230.000 personas.

Rajoy no hizo caso

El gobierno del PP de Mariano Rajoy optó por no escuchar a  las instituciones europeas y prefirió autorizar a Everis a fin de que firmara contratos con los saudíes. Eldiario.es afirma que habrían vendido 250 morteros y 175.000 proyectiles explosivos.

Según uno de los contratos que firmaron ambas partes, Everis se comprometía a conseguir la autorización pertinente del Gobierno para exportar las armas.

La consultora, además de vender armas a países que están en guerra y a dictaduras que vulneran los derechos humanos, asegura estar comprometida con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

El contrato

El contrato con Arabia Saudí contenía varias cláusulas de confidencialidad y estaba firmado por el ministro de Interior saudí y por Leon Bitar, el vicepresidente de la sección de Defensa de Everis. El medio que ha llevado a cabo la investigación apunta que en varias ocasiones ha intentado contactar con Everis pero sin obtener respuesta.

En junio de 2017, Everis firmó un primer contrato de 29 millones de dólares con el gobierno saudí para vender sistemas de mortero y, al cabo de pocas semanas, la consultora se hizo con el 49,99% de la compañía NTGS, que se dedica a fabricar munición y morteros. Una semana más tarde, NTGS firmó un segundo contrato con el gobierno saudí para vender proyectiles y los propios morteros. Este segundo contrato superaba los 79,7 millones de euros.

Fuentes de Everis han explicado que se dividió el negocio para evitar que se vincule la consultora con la venta de armamento. "La intención es simular que no comercializamos con armas si no con sistemas electrónicos", explica un extrabajador de la empresa.

 

Foto principal: Imagen de recurso de una arma / Unsplash - Bexar Arms

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat