El Comité de Empresa de Catalunya Ràdio ha reclamado este viernes el cumplimiento de la reforma de la Ley de la CCMA, y que el Consejo de Gobierno saliente inicie "de forma urgente" los trámites para renovar la dirección de la emisora. Los representantes de los trabajadores consideran que la radio "chirría"como esgrimió Mònica Terribas- por culpa de una dirección que ha "ha potenciado una guerra entre departamentos, secciones, grupos y personas" en función de la "guerra partidista" (entre Junts per Catalunya y ERC). "Batallas", aseguran, "que afectan gravemente al desempeño de las tareas de los trabajadores". "Tampoco hay ninguna solución ni preocupación por los planes de teletrabajo, las herramientas que hacen falta, los planes de jubilación, o la renovación de la plantilla", añaden.

El comité pide, pues, que se cumpla el desarrollo de la reforma de la Ley de la CCMA, aprobada en octubre de 2019, para elegir un nuevo Consejo de Gobierno "de acuerdo con los criterios de independencia y profesionalidad contemplados en esta ley", y que este nuevo consejo inicie los trámites "de forma urgente" para que se pueda nombrar, "entre profesionales de reconocido prestigio", la nueva dirección de Catalunya Ràdio a partir de un concurso público previsto también a la ley.

"Los chirridos ya no dejan oír la radio"

Con esta referencia a la metáfora que utilizó a Mònica Terribas en su despido al frente de El matí de Catalunya Ràdio, los representantes de los trabajadores hacen notar un malestar interno hacia una dirección que -a su entender- "ha desistido de la gestión del día a día".

"Seguimos asistiendo perplejos a la guerra partidista no solo entre direcciones (de la CCMA, de informativos, de los medios, de los departamentos, estructurales...) sino entre diferentes secciones internas e incluso en el plan personal". Volviendo a Terribas, se quejan de la existencia de "grandes discusiones por temas mediáticos como la dirección del espacio que conducía hasta la temporada pasada, y, en cambio, ningún tipo de interés en temas estratégicos como que se llene los fines de semana de verano de programación enlatada o bien haya un exceso de información grabada".

Finalmente, el Comité también se queja de ausencia de "solución y preocupación" por cuestiones laborales como el teletrabajo, los planes de jubilación o la renovación de la plantilla. "Todo desemboca en un desgobierno, al potenciar el amiguismo y el servilismo y en unas diferencias incomprensibles en el funcionamiento de los diferentes departamentos y, en consecuencia, en los derechos de los trabajadores".

"La radio chirría y ahora hace mucho ruido, porque una radio no es solo su programación, es sobre todo su gente. Toda su gente, la mayor y con más experiencia y la más joven que llega a la casa con mucha ilusión y nuevas ideas", sostienen.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat