El 38,5% de los catalanes cree que Catalunya tendría que ser un Estado independiente, según la última oleada del Barómetro de Opinión Política del CEO. El porcentaje, sin embargo, cae ligeramente si lo comparamos con la encuesta del pasado mes de noviembre. En concreto, un punto y medio. En cambio, suben el número de catalanes que consideran que Catalunya tendría que ser un Estado dentro de una España Federal. Pasan del 24,5% al 26,3%. También suben de manera discreta aquellos que apuestan por seguir siendo una comunidad autónoma, del 24,6% al 25,1%. Mientras tanto, el número de catalanes que apuestan por ser simplemente una región más de España, cae del 5% al 4,1%.

Si analizamos estas opciones por partidos, los partidarios de JxSí y la CUP apuestan mayoritariamente por un Estado independiente. Los de C's y PP se quedan con la opción de la comunidad autónoma y los de CSQP por la opción federal. En principio, la opción federalista tendría que ser también la preferida por aquellos catalanes que votarían al PSC, dado que el partido defiende esta postura. No obstante, mayoritariamente, el 43,8% según el CEO, se queda con la comunidad autónoma.

Si hablamos de las relaciones Catalunya-España, la mayoría de los catalanes consideran que Catalunya ha alcanzado un nivel insuficiente de autonomía. En concreto, son 4 puntos porcentuales más de lo que hace cinco meses, situándose en total en el 68,1%. De hecho, aquellos que creen que Catalunya tiene un nivel suficiente de autonomía pasan del 23,8% al 23,1%. Sólo el 4,3% de los encuestados considera que tiene demasiada autonomía. Con respecto al sentimiento de pertenencia, el 33,8% de los catalanes se sienten tan español como catalán, mientras que el 26,3% sólo catalán. Otra de las preguntas que ha incorporado el CEO en los últimos barómetros hace referencia a la convivencia entre catalanes en caso de independencia. Un 51,5% cree que las cosas no cambiarían, mientras que el 24,1% está convencido de que sería peor y el 17,7% que sería mejor. 

Democracia

El CEO pone de relieve una vez más la desafección política que vive la sociedad actual, y en concreto, la catalana. En este caso, el 80,3% de los encuestados está poco o nada satisfecho con el funcionamiento de nuestra democracia. Una tendencia que va al alza. Si lo comparamos con datos de hace un año, este porcentaje se ha incrementado casi tres puntos y medio. En cambio, aquellos que están bastante satisfechos sólo representan el 16,9%. Si nos centramos en la valoración general de los políticos catalanes y los españoles, los primeros salen mejor parados, pero tampoco aprueban. El 55,2% de los catalanes no confían en los representantes catalanes. El porcentaje, sin embargo, sube hasta el 81,1% si hablamos de políticos españoles.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat