La consellera de Presidència, Meritxell Budó, se ha disculpado este martes durante la rueda de prensa del Govern por la polémica surgida la semana pasada a raíz de las preguntas que se le plantearon en castellano. La portavoz del Govern se ha excusado por el tono que utilizó. "No fue correcto", ha admitido.

La polémica estalló la semana pasada cuando, ante el hecho de que se le plantearon cuestiones en castellano que no se habían formulado previamente en catalán, Budó recordó que la dinámica de las ruedas de prensa del Govern consiste en responder todas las preguntas que se quieran plantear en catalán y, acto seguido, repetir en castellano aquellas que se pida.

Esta puntualización, a pesar de ser realmente la dinámica habitual, sumergió a la consellera en una agria polémica sobre su supuesta resistencia a responder cuestiones en castellano. Incluso Ciudadanos ha pedido su reprobación en la Cámara catalana por este episodio. "Me sabe mal porque me parece que algunos están aprovechando este hecho para alimentar una polémica ficticia y seguir atacando la inmersión lingüística", ha replicado Budó.

En cualquier caso, las disculpas de la consellera han sido bien acogidas en la sala de prensa e incluso agradecidas en la intervención de algunos de los periodistas afectados.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat