El informe de la Sindicatura de Comptes demuestra que la responsable de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, no cometió ningún delito con las contrataciones durante su etapa al frente de la Institució de les Lletres Catalanes, según su abogado Gonzalo Boye.

La Sindicatura ha hecho llegar el informe al Parlament en que fiscaliza las cuentas de la institución en 2018, pero también los contratos menores de los años 2016 y 2017, entre los cuales hay algunos de los que investiga el Supremo, que lleva la causa contra Borràs dada su condición de aforada como diputada del Congreso.

Aunque la Sindicatura considera que hay irregularidades en cinco contratos de los llamados menores, es decir, de menos de 18.000 euros, también demuestra que dos de los contratos —a I.H.F.— por los cuales fue investigada Borràs, tienen conceptos diferentes y no se puede atribuir a un fraccionamiento del contrato porque cuando se hizo el primero todavía no se había convocado el segundo.

Además, el abogado recuerda que el criterio por el cual la auditoría considera que hay irregularidades se basa en una ley aprobada el año 2018, por lo cual tampoco es aplicable al resto de contratos que la Sindicatura considera irregulares en los años 2016 y 2017.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat