El consejo de administración del Banco Sabadell, reunido de forma extraordinaria, ha decidido trasladar su sede a Alicante ante la incertidumbre que está originando el proceso independentista. De esta manera se ha aprobado la propuesta realizada por el presidente de la entidad, Josep Oliu.

El objetivo del cambio de sede social es garantizar la seguridad jurídica que proporciona el marco regulatorio del Banco Central Europeo (BCE).

El traslado de la sede social del Banco Sabadell se efectuarà este viernes, una vez ha recibido 'luz verde' por parte del consejo de administración de la entidad y sin necesidad de convocar una junta extraordinaria de accionistas porque los estatutos de la entidad catalana así lo contemplan.

De este modo, el banco se adelanta a la celebración del pleno del Parlament de Catalunya del próximo lunes, en el que se podría aprobar la declaración unilateral de independencia tras el referéndum celebrado el pasado domingo, aunque el pleno ha sido suspendido por el Tribunal Constitucional.

Madrid, Alicante o Oviedo

Entre las ciudades candidatas a acoger el domicilio social del Sabadell estaban Madrid, Alicante y Oviedo, aunque los servicios centrales de la entidad, en cualquier caso, seguirían situados en Barcelona.

Las fuentes consultadas han asegurado que la posición de liquidez del banco no se ha visto afectada por la incertidumbre política y económica en Catalunya, aunque sí que reconocen que la volatilidad experimentada en las últimas sesiones bursátiles ha despertado cierta preocupación a la entidad.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat