El nuevo arzobispo de Tarragona, Joan Planellas, ha querido fijar su posición sobre los presos políticos a raíz de la celebración del referéndum del 1 de Octubre del 2017 señalando que "es un drama que políticos pacíficos estén en prisión".

En una entrevista publicada al El Punt Avui, Planellas se ha mostrado partidario del "perdón, ante el hecho real que es que unos piensan radicalmente una cosa y los otros radicalmente otra". "De lo contrario no podremos salir adelante", ha añadido, porque a su parecer hay que ir más allá del hecho de sí se les tiene que indultar o no: "tendríamos que sabernos perdonar, todos, los unos y los otros", señalando que "también del otro lado hay gente que se ha sentido muy herida". "Si hace falta lo pediré de rodillas: perdonémonos", ha señalado. En un tono conciliador, Planellas ha añadido que él también se incluye en esta situación: "si he ofendido a alguien le pido perdón".

Asimismo, el arzobispo ha señalado que "es mejor que a la hora de escoger un obispo tenga que ser del sitio, del territorio" y se ha mostrado favorable a la unión de las diócesis catalanas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat