La causa contra elexconseller Josep Huguet por haber retuiteado un tuit sobre la secretaria del juzgado que investigaba los preparativos del 1-O ha quedado definitivamente archivada después de que la Audiencia de Barcelona haya desestimado un recurso presentado por la fiscalía contra el archivo provisional dictado por el juzgado de instrucción número 22 de Barcelona.

La fiscalía acusaba a Huguet de haber retuiteado una entrada de Twitter en que se hacían públicos datos y una fotografía de la letrada del juzgado que investigaba el 1-O. La Audiencia de Barcelona concluye que el retuit de Huguet se ampara en la libertad de información y de expresión y que, por lo tanto, no se le puede acusar de un delito de coacciones y de obstrucción a la justicia, tal como denunciaba la fiscalía.

La Audiencia concluye que la información que retuiteó Huguet "ya había sido objeto de difusión en diferentes medios de comunicación" y que, por lo tanto, era una información "ya publicada y de fácil acceso que se difundió sin ninguna valoración del investigado". El tribunal también desmonta los argumentos defendidos por la fiscalía que dan por hecho que Huguet debía saber que la secretaria judicial era testigo protegido en la causa del 1-O por su papel "de activista político".

La retuiteada de Huguet fue una de las 1.900 que se hicieron sobre la misma entrada, según subrayaba él mismo, que destacaba que, en cambio, no había ninguna persecución más judicial que la que se le hacía a él.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat