Cuando las dudas sobre si se podrán celebrar las elecciones del 14-F vuelven a aparecer, el vicepresident del Govern en funciones de president, Pere Aragonès, ha querido aclararlo: "El 14-F hay elecciones y tiene que haber las condiciones para hacerlas".

Así ha respondido al presidente del PPC, Alejandro Fernández, en la última sesión de control al Govern de esta XII legislatura celebrada este miércoles por la mañana, donde ha añadido que el Ejecutivo trabajará "con todas las fuerzas" para que haya elecciones. De hecho, Aragonès ha revelado que el próximo 22 de diciembre firmará el decreto de la convocatoria de las elecciones.

Fernández había acusado a los republicanos de ceder ante las presiones de JxCat para aplazar los comicios después de las dudas expresadas por los consellers Budó y Sàmper sobre la viabilidad del 14-F. "Tienen miedo de que les llamen traidores o botiflers", ha apuntado el popular. Aragonès ha respondido que el independentismo "no tiene miedo de las urnas". "Las urnas, siempre, y sobre todas las cuestiones, también sobre las que no les gustan, como el referéndum de autodeterminación que se acabará celebrando".

La amnistía como solución

Respondiendo al líder de la oposición y presidente de Ciudadanos en Catalunya, Carlos Carrizosa, Aragonès ha vuelto a defender la amnistía como solución para el "conflicto político" entre Catalunya y el Estado que "nunca se tendría que haber judicializado".

Además, Aragonès ha añadido que "nosotros no somos los de la venganza, no creemos que nuestros oponentes tengan que ir a la prisión". "Yo siempre defenderé su derecho a defender sus argumentos. La venganza nunca une a una sociedad", ha reivindicado. Carrizosa ha respondido que "la justicia no es venganza" y ha asegurado que una amnistía comportaría "desigualdad".

Aragonès ha sentenciado que el partido naranja vino a la política catalana a "crispar, coartar la libertad de los diputados y amenazar con acusaciones penales". El vicepresidente ha calificado a la formación de Carrizosa de cínica y de nacionalista española extrema por pactar con Vox.

El balance de la legislatura

Aragonès ha coincidido con la líder de Catalunya En Comú Podem, Jéssica Albiach, que la legislatura ha estado marcada por la represión y la judicialización del conflicto. También han celebrado y reivindicado el acuerdo entre ambas formaciones y JxCat por los presupuestos.

Ahora bien, la líder de los comuns ha acusado al Ejecutivo de "gobernar para una mitad de los catalanes" y "centrifugar sus responsabilidades", señalando directamente al conseller de Treball, Chakir el Homrani.

Citando al president Torra, Albiach ha reprochado que no se ha avanzado "ni un milímetro" en el terreno social y nacional. Por último, Albiach ha concluido que después del 14-F no pueden volver a gobernar "los que creen que la mitad de catalanes son colonos, como el señor Joan Canadell, o los que se reúnen con la extrema derecha, como el señor Josep Costa."

En un sentido similar se ha expresado el secretario primero del PSC, Miquel Iceta, que ha acusado a Aragonès y al Govern de trabajar de espaldas a la oposición reprochándole que no hayan conseguido ningún acuerdo en la reconstrucción social y económica ni en el ámbito de salud.

Aragonès ha rehusado las acusaciones haciendo gala del acuerdo de presupuestos y recordando al líder socialista que fue su grupo el que votó en contra de aumentar la financiación de 5.000 millones de euros para llegar a los 15.000 que, según ha dicho, pedían los expertos para el Pacte Nacional de Salut.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat