No es casualidad el incremento exponencial de acciones agresivas y violentas en manos de la extrema derecha española con la intención de implantar el terror y el miedo en calles y plazas de los pueblos y ciudades de Catalunya.

Como tampoco la campaña propagandística orquestada por Ciudadanos (con los organistas del PP y PSOE) para eliminar lazos amarillos, pancartas y todo aquello que huela a libertad de expresión del espacio público urbano, en avioneta incluida. Acciones ejecutadas en manos de los pelotones de hooligans y policías patrióticos con la pátina de los medios de comunicación españoles que han escogido como deporte la manipulación de la información.

Una gran operación de estado en manos de los partidos del régimen del 78, la judicatura, el aparato policial español y los medios constitucionalistas.

La carcoma del movimiento independentista enfurece y hiere el alma de los del bloque del 155 y transforma el sentimiento del patriotismo ultranacionalista español en rabia, con el único objetivo de dinamitar la paz y la concordia de este movimiento y eliminarnos como pueblo.

Amenazas y ataques constantes conjugando el artículo 155 para atemorizar y echar los principios básicos del pueblo de Catalunya, que tanto han costado construir y consolidar: la escuela, la televisión, los Mossos, la radio, la lengua y la identidad como nación.

La fórmula que utilizan no es nueva (y lo saben perfectamente), solo hay que mirar un poco atrás en el tiempo. A ver si encontráis alguna similitud con lo que explicaré a continuación.

Los principios del fascismo y nazismo

El fascista José Antonio Primo de Rivera fundaba la Falange Española en 1933. Entre los principios fundacionales encontramos expresiones como:

El Llamamiento a hacer la Cruzada en todos aquellos españoles que quieren el resurgimiento de una España "grande, libre, justa y genuina", con el espíritu de servicio, sacrificio y con la creación de las "milicias del orden".

El uso de la violencia aceptada como lícita cuando se ataque la razón, la justicia o la patria.

Y que el separatismo ignora la realidad de España. Los separatistas sólo se fijan en si hablan una lengua propia. Una nación no es una lengua, una raza o un territorio, es la unidad de destino universal denominada España (y olé).

El discurso reminiscente de Ciudadanos con palabras de la esperanza blanca de la derecha española recuerdan al sustrato ideológico del fascismo español: unidad nacional ante el enemigo común independentista, fin de las reivindicaciones de clase y negación de la diversidad ideológica.

También encontramos referencias a algunos de los principios de propaganda nazi de Joseph Goebbels, ministro de la Información Popular y Propaganda del Tercer Reich de Adolf Hitler:

Al principio de la simplificación y enemigo único. Adoptar una idea, un único símbolo e individualizar al adversario como un único enemigo.

Principio de la transposición. Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan.

Principio de la exageración y la desfiguración. Convertir cualquier anécdota en una amenaza grave.

Principio de la vulgarización. Toda propaganda tiene que ser popular y adaptada al nivel del menos inteligente de los individuos a los cuales va dirigida.

Principio de orquestación. La propaganda tiene que limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas constantemente.

Principio de la unanimidad. Convencer a la gente que piensa "como todo el mundo" creando una falsa impresión de unanimidad.

Engaño, manipulación de la información, distorsión de la realidad, violencia, amenaza y miedo. Palabras como "golpe de estado, fractura social, golpistas, separatistas, nazis, supremacistas"

El Tercer Reich Español

Mensajes que recibimos constantemente de los organistas del Tercer Reich Español, como las palabras del Führer de Tabarnia, Albert Rivera: "Los Mossos son una policía política que protege la simbología separatista ilegal del espacio público". Las mentiras de la Caudilla Inés Arrimadas: "Los Mossos son la policía política del gobierno, el proceso ha llevado a la división y la fractura de la sociedad catalana, con familias y grupos de amigos rotos"; y que sin ningún tipo de pudor trató de nazi al presidente de la Generalitat de Catalunya. Las órdenes del Comandante de las SCC (Sociedad Civil Catalana), Juan Carlos Girauta, gritando a la desobediencia de los Mossos; las del Mata-Hari Carlos Carrizosa: "El gobierno utiliza la represión en manos de los Mossos para amenazar los que sacan los símbolos políticos colocados ilegalmente en el espacio público" o el editorial del jefe de la propaganda Jordi Cañas: "Os montaremos un Ulster que os vais a cagar".

Engaño, manipulación de la información, distorsión de la realidad, violencia, amenaza y miedo. Palabras como "golpe de estado, fractura social, golpistas, separatistas, nazis, supremacistas". Eslóganes y doctrina que recuerdan, peligrosamente, los principios del nazismo y del franquismo. Ciudadanos es quien promociona, avala y protege el fascismo, el odio y la violencia en el espacio público.

El ataque del frente nacional al Ebro

A finales de la semana pasada, vemos cómo grupos paramilitares organizados visitaban las Terres de l'Ebre, como si de 1938 se tratara, con el general Yagüe al frente del Ejército Nacional. Pelotones preparados con mapas con las rutas de ataque planificadas, con varios vehículos, como si fuera la ofensiva nacional en la Batalla del Ebro.

La ofensiva de las fuerzas de ocupación nacionales tabarnianas empezaba por el frente de Vandellòs, continuando hacia la población de Tivissa y con el último asalto a Móra la Nova. En los tres sitios arrancaron esteladas, carteles y lazos amarillos. El armamento que llevaban no eran tanques Panzer, tampoco máusers, ni bombas de Laffite. Llevaban pasamontañas, ropa oscura, cuchillos, cutters, palos y escaleras.

Los Pelotones del Miedo fueron interceptados e identificados por los Mossos y al menos uno de los catorce identificados es miembro de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, un guardia civil. Agentes que actúan uniformados de día e incontrolados de noche.

Miembros de la policía española que no dudan en agredir al fotoperiodista Jordi Borràs, vejar e insultar los diputados de Esquerra Republicana Jenn Díaz y Josep Maria Jové, o personajes maquiavélicos como el teniente coronel Daniel Baena, jefe de la policía judicial de la Guardia Civil en Catalunya, que fabrica los informes de investigación judicial contra el independentismo. El mismo que de día es policía y de noche miembro de los pelotones parapoliciales que atacan a los Mossos y políticos independentistas desde un perfil b de Twitter.

¿Quién actúa como policía política, señor Rivera?

Resistiremos y persistiremos, como lo hicieron nuestros abuelos y bisabuelos. Y ganaremos, esta vez ganaremos. Porque somos los nietos y bisnietos que Franco no pudo matar

Confianza plena con los Mossos d'Esquadra

Acciones que ya han sido denunciadas ante los Mossos y que ahora toca que la justicia actúe. Hay que confiar en la policía catalana y con los protocolos de actuación. Sé que puede parecer insuficiente, de momento, pero hace falta seguir esta línea y no entrar a su juego.

Nosotros somos los que defendemos la justicia social y las libertades individuales y colectivas. Hace falta señalar a quien utiliza la violencia para hacer política, quien nos pega por llevar lazos, quien organiza pelotones parapoliciales para retirar la simbología independentista, pero nunca caer en la trampa, en la ratonera, que es donde nos quieren llevar.

Resistiremos y persistiremos, como lo hicieron nuestros abuelos y bisabuelos. Y ganaremos, esta vez ganaremos. Porque somos los nietos y bisnietos que Franco no pudo matar y lo haremos de la mejor manera que sabemos, con perseverancia, humildad, firmeza, coraje, valor, hasta la victoria. ¡Hagamos que gane la libertad!

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat