Catalunya es, entre otras cosas, este bonito país donde la gente se discute por el título de una película. Concretamente, por el idioma usado a la hora de referirse al título de la película en cuestión. En los medios en català, ¿cómo tenemos que llamarle a la superoscarizada cinta surcoreana? ¿Paràsits, en catalán? ¿O bien Parásitos, en castilian o spanish?

Uno de los que más ha recibido en eso que denominamos "las redes" ha sido el compañero del Ara Àlex Gutiérrez. Él desde el primer momento ha defendido la versión Parásitos. Ha sido estricto en la defensa de su posición y le han dado del derecho y del revés porque "qué vergüenza querer imponer el español (o castilian) incluso en los títulos cinematográficos". Y, ¿por qué Àlex ha optado por Parásitos y no por Paràsits? Pues lo ha argumentado extensamente en su siempre imprescindible "Pareu màquines":

Àlex Gutierrez

Este planteamiento es el mismo que el de la inmensa mayoría de profesionales de la lengua catalana que trabajan en los medios de comunicación del país, incluida nuestra Elena Costa de ElNacional.cat, y que, sin querer, han abierto un debate inesperado. Sobre todo por la ferocidad pasional de los que defienden el título catalán de Paràsits.

Y después hay opiniones como la que defiende Àlex Hinojo, una de las autoridades de la Wikipedia en catalán. Sobre la cuestión él ha escrito eso: "En la @Viquipedia decidimos hace años no traducir los títulos de las películas que todavía no han sido distribuidas en catalán. Es decir, ni utilizamos la adaptación castellana ni la francesa. Ponemos título original del filme hasta que se adapta al catalán". Una opción que, diríamos, sería la de la tercera vía. No traducen los títulos al catalán hasta que no está la versión en nuestro idioma, pero tampoco ponen la versión castellana, en caso de existir, sino que mantienen el original, esté en el idioma que sea.

Y ahora usted me preguntará: "Oiga, señor juntaletras, ¿qué piensa de la cosa?". Pues se lo diré bien claro: no pienso nada. O mejor dicho, yo como con el coronavirus. Es decir, como no entiendo, me fío de los que saben y pienso lo que ellos dicen. Y de la misma manera que sería una temeridad opinar si hace falta aislar a los visitantes del Mobile o pontificar sobre si creo o dejo de creer que habrá contagios y por lo tanto hay que suspenderlo, no tengo nada que decir sobre Paràsits/Parásitos. Básicamente porque no tengo nada interesante a aportar.

El trabajo del periodista de finales del primer cuarto del siglo XXI es, ante los 456 temas diferentes que la actualidad nos escupe cada día, intentar que a nuestros clientes les llegue la información por boca de los que saben. Y saber escoger entre quién sabe realmente y quién es un vendedor de mantas que no abrigan. Y hacerlo gracias a unas preguntas que tenemos que intentar que sean las que haría quien recibirá la información.

Porque no tiene mucho sentido creer que sabes más que quien sabe de verdad. Y que sabes de todo. También de Paràsits/Parásitos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat