Catalunya irá de nuevo a las urnas el próximo mes de marzo, presumiblemente el día 6. Así lo han decidido los dirigentes de la CUP después de hacer añicos la legislatura resultante de las elecciones del 27 de septiembre, la primera con mayoría independentista de la historia de Catalunya. En una decisión esperada por unos, deseada por otros y temida por muchos desde hace varias semanas, la dirección de la CUP, mucho más anticapitalista que independentista, ha acabado haciendo valer su fuerza y arrinconando, una semana después de la assemblea de Sabadell, las posiciones del 50% de las bases que validaron la propuesta de Junts pel Sí. Para muchos, el epílogo esperado después de haber dado carta de naturaleza negociadora a un grupo político que ha rehuido hasta el último momento primero el acuerdo y después la decisión.

La undécima legislatura ya es, salvo un imprevisto de muy última hora, una legislatura fallida. No lo quisieron así los ciudadanos el 27S que se expresaron muy claramente y, en las elecciones al Parlament más concurridas fueron a votar en un porcentaje desconocido del 77,8%. Tampoco lo quisieron los 1,63 millones de votantes de Junts pel Sí, que, paradojas de la aritmética, alcanzaron 62 escaños de 135 posibles. Una cifra muy elevada pero insuficiente frente a los 63 de Ciudadanos, el PSC, Catalunya Sí que es Pot y Partido Popular. Los diez de la CUP, que todo el mundo situaba en el bloque independentista, han decantado la balanza.

La posición final no por prevista deja de ser menos sorprendente y es quizás la avanzadilla de una división interna dentro de la CUP.  Refleja hasta qué punto la organización anticapitalista y el sector capitaneado por Josep Manel Busqueta y Anna Gabriel ha priorizado cuestiones personales –el no a Mas– que el avanzar en la resolución aprobada por el Parlament el pasado 9 de noviembre.

Se entra ahora en un tiempo nuevo de confección de alianzas electorales y candidaturas. Con cuatro grandes interrogantes encima de la mesa: ¿Es repetible la coalición de Junts pel Sí? ¿Cuál será el papel de la ANC a partir de ahora? ¿El president Mas volverá a ser candidato? ¿La alcaldesa Ada Colau dará el salto del ayuntamiento de Barcelona a la Generalitat?

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat