El político francés Manuel Valls ha generado un alud de críticas este domingo a raíz de unas declaraciones en la televisión donde se ha posicionado a favor de "suspender el reagrupamiento familiar y especialmente las bodas" porque, según él, son "la principal fuente de los ghettos en nuestros barrios". Estas palabras tan graves contra las personas migradas y más propias de la ultraderecha que del Partido Socialista del cual es miembro han despertado reacciones de personalidades como el presidente Carles Puigdemont, que lo ha tildado de "xenófobo", y del ultra Éric Zemmour, que lo ha alabado.

Migrantes

Para los expertos, la irrupción de la extrema derecha de Zemmour a las presidenciales francesas ha hecho virar el discurso de los políticos supuestamente socialistas o liberales hacia la derecha. Así se ha podido comprobar este domingo, a raíz de las declaraciones del exprimer ministro de Francia de origen catalán, Manuel Valls, ha cargado contra las personas migradas muy abiertamente en un programa de televisión. Concretamente, el socialista ha asegurado que si bien "debemos preservar el derecho de asilo" de todas las personas, tal como marca el derecho europeo e internacional, "hay que reconducir los migrantes en situación irregular en la frontera" y "suspender el reagrupamiento familiar". Es decir, contradecir rotundamente lo estipulado por el derecho de asilo. Las palabras más incendiarias e inverosímiles para los telespectadores ha sido cuando Valls ha recalcado que "especialmente" se deben suspender "las bodas" porque "son la principal fuente de ghettos en nuestros barrios".

Aunque no ha matizado su comentario, muchos creen que el socialista tiene la intención de prohibir los matrimonios mixtos entre personas con la nacionalidad francesa y personas que no la tienen. Además, Valls ha defendido la fortificación de las fronteras europeas y la instalación de "cámaras de reconocimiento facial".

Para otros comentaristas, la faceta "xenófoba" de Valls no es ninguna sorpresa. Es el caso del presidente en el exilio, Carles Puigdemont, que ha criticado al exconcejal de Barcelona a través de Twitter. Haciendo alusión a La Vanguardia, Puigdemont ha asegurado que se haya normalizado su figura a la política catalana y francesa aunque, según su opinión, Valls siempre ha sido un "xenófobo" contra minorías como los catalanes o los musulmanes franceses. Por el contrario, el candidato de ultraderecha a las presidenciales francesas ha alabado la intervención de Valls también a través de Twitter: "El antiguo ministro de interior lo dice. Los franceses lo saben: detener la inmigración no solos es vital, sino que es posible. ¡Lo haré"!, ha dicho.

 

TUIT zemmour valles|fosos

Foto principal: el exprimer ministro francés, Manuel Valls / Efe