El presidente electo de los EE.UU., Joe Biden, ha tildado de "terroristas domésticos" a los manifestantes favorables a Donald Trump que este miércoles asaltaron el Capitolio, en Washington, cuando se hacía el recuento de votos de diputados que confirmaba la victoria del primero por encima del segundo.

El asalto se saldó con una cincuentena de detenidos y cuatro muertos, aparte de condenas de líderes de todo el mundo contra un Trump considerado el instigador de los disturbios. En este sentido, la portavoz del partido demócrata, Nancy Pelosi, no ha descartado esta tarde un nuevo 'impeachment' para el todavía presidente, que si no hay nada de nuevo tiene que abandonar el cargo el 20 de enero.

"Lo que vimos ayer es otra violación de los rasgos fundamentales de esta nación", ha lamentado un Joe Biden que ha asegurado que si los manifestantes que ayer protestaban delante del Congreso de los EE.UU. hubieran sido del movimiento Black Lives Matter "habrían sido tratados de manera muy diferente a la de la banda de matones que asaltó el Capitolio". "Todos sabemos que es verdad. Y es inaceptable. Totalmente inaceptable", ha indicado lo que tiene que suceder Trump a la presidencia a pesar de los intentos del magnate inmobiliario de revertir los resultados de las elecciones.

"Eran una banda sediciosa"

Biden también ha discrepado sobre el hecho de que se les considere manifestantes. "No era discrepancia, no era desorden, no era protesta, no los llamáis manifestantes. Eran una banda sediciosa, insurrecta, terroristas domésticos".

El ataque de los manifestantes ha activado las alarmas de los oponentes de Donald Trump, que tememos que las dos semanas que quedan hasta el momento en qué está previsto que traspase la presidencia a Joe Biden puedan ser tiempo suficiente para asistir a nuevos movimientos del primero para intentar revertir los resultados de las elecciones.

Es por eso que la portavoz de los demócratas en el Congreso, Nancy Pelosi, ha considerado que Trump es "una persona muy peligrosa que no tendría que continuar a la presidencia". Por eso, y de acuerdo con el líder de los demócratas en el Senado norteamericano, ha reclamado al vicepresidente de los Estados Unidos que destituya "inmediatamente" Trump invocando la 25.ª enmienda. "Si el vicepresidente y el gabinete no actúan, el Congreso tiene que estar preparado para avanzar con un 'impeachment'", ha alertado a la portavoz demócrata.

"Es urgente, es una emergencia de la magnitud más alta", ha afirmado Pelosi en rueda de prensa, que ha asegurado que desde el asalto ha recibido numerosos mensajes instándola a reclamar un nuevo proceso de 'impeachment' contra Donald Trump.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat