El líder opositor ruso Alexéi Navalni, que acusó al presidente Vladímir Putin de haber ordenado su envenenamiento en agosto pasado, ha anunciado hoy que regresará a Rusia el próximo domingo desde Alemania, donde estaba recuperándose.

"El domingo 17 de enero volveré a casa en un vuelo de (la aerolínea) Pobeda", ha dicho en su cuenta de las redes sociales Twitter e Instagram.

Navalni, que fue tratado en un clínica berlinesa de un envenenamiento con una sustancia tóxica del grupo Novichok, un arma química desarrollada en la Unión Soviética, ha asegurado que se encuentra en condiciones físicas para volver a Rusia.

"He entendido que ha llegado el momento que tanto esperaba: estoy casi sano y puedo por fin volver a casa", ha señalado el opositor ruso. También ha agregado que nunca se planteó no regresar a Rusia, ya que no dejó el país por voluntad propia.

"Intentaron matarme"

"Llegué a Alemania en una unidad de reanimación debido a que intentaron matarme. He sobrevivido. Y ahora Putin, que ordenó mi asesinato, instruye desde su búnker a sus siervos para que hagan todo para que yo no vuelva. Los siervos actúan como siempre: fabrican casos penales contra mí", ha denunciado Navalni.

Alexei navalni EFE

El líder opositor ruso Alexéi Navalni / EFE

El líder opositor se refería a la petición del Servicio Penitenciario Federal (SPF) de Rusia a los tribunales para que le impongan una pena de cárcel.

El SPF solicita convertir en una pena real los 3,5 años de condena suspendida que la Justicia rusa impuso en 2014 a Navalni por un caso de estafa y blanqueo de dinero a la compañía Yves Rocher Vostok. "Lo que hagan no me interesa. Rusia es mi país y Moscú es mi ciudad, las echo de menos", ha escrito.

Según Navalni, "a Putin lo único que le falta es extender un gran lienzo en el Kremlin con la leyenda: 'Alexéi, por favor, no vuelvas'".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat