El grupo de viajes Thomas Cook, con 178 años de historia, entró hoy en suspensión de pagos y ha cesado sus operaciones de immediato, cosa que ha afectado a unos 150.000 turistas del Reino Unido de vacaciones en el extranjero.

La compañía, que emplea a 22.000 personas -9.000 en el Reino Unido- no ha podido asegurar los 200 millones de libras (unos 227 millones de euros) que necesitaba como fondos extra para poder garantizar su supervivencia .

"Todas las reservas del Grupo Thomas Cook, que incluyen los vuelos y las vacaciones, han sido canceladas", confirmó este lunes la Autoridad de Aviación Civil (CAA) . El Gobierno ha dispuesto que se inicie un programa de repatriación durante las próximas dos semanas, que comenzará hoy y durará hasta el próximo 6 de octubre a fin de devolver a los turistas de este país al Reino Unido.

La mayor operación de repatriación

El ministro de Transporte británico, Grant Shapps, ha anunciadonunció que el Ejecutivo y la CAA dispondrán "docenas" de vuelos chárter para trasladar de manera gratuita a casa a los clientes afectados. "Se trata de la mayor operación de repatriación en la historia británica (desde la II Guerra Mundial)", ha apuntado Shapps, que alertó asimismo de que habrá "problemas y retrasos".

Turistas en Canarias

El grupo de viajes  tenía previsto esta semana en Canarias 159 operaciones. En concreto, la tuoroperador británico esperaba operar 53 vuelos con más de 11.300 plazas con el aeropuerto Tenerife Sur, 58 con Lanzarote, donde había comercializado más de 6.500 plazas, y 30 vuelos con Fuerteventura, en los que disponía más de 6.800 asientos.

Otros 3.100 clientes habían comprado billetes para viajar en uno de los 16 vuelos que la empresa tenía previsto operar esta semana con el aeropuerto de La Palma, mientras que otros iban a volar a y desde Gran Canaria. 

Dieciséis países

Thomas Cook, que opera en 16 países, cuenta con 105 aviones y posee 200 hoteles y complejos hoteleros con su marca, según su web, había previsto sellar esta semana un paquete de rescate con el conglomerado chino Fosun, estimado en 900 millones de libras (1.023 millones de euros). No obstante, fue retrasado por la exigencia de los bancos -como el RBS y el Lloyds- de contar con nuevas reservas de cara al invierno, que la firma no ha sido capaz de lograr.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat