Mònica Roca ha sido escogida este lunes como la primera presidenta de la Cambra de Comerç de Barcelona en sus 135 años de historia. En un pleno en la Llotja de Mar, Roca ha ganado la votación al empresario Josep Maria Torres, que a última hora ha decidido presentar una candidatura alternativa.

En un discurso, Roca ha dicho que su elección es una "oportunidad histórica para revertir una injusticia hacia las mujeres" y marca un "punto de inflexión y de no retorno" en la presencia femenina en las instituciones económicas.

La nueva presidenta de la Cambra ha dicho que asume el mandato con la voluntad de apostar por el "consenso" y ha remarcado que el ente tiene que estar en todos los actos donde se defiendan las empresas, aunque tengan un "trasfondo político". Mònica Roca ha conseguido 32 votos, Josep Maria Torres 4 y ha habido 6 en blanco.

"Trabajar para el país"

"No hemos venido a la Cambra a hacer la independencia, porque no es posible hacerla desde la Cambra , pero sí a trabajar para el país", ha asegurado Roca, que ha admitido que le "molesta" que se les acuse de politizar la institución.

En este sentido, ha recordado que como representante de la Cambra fue al acto 'Ja n'hi ha prou!' promovido por Foment y PIMEC, "en defensa del país".

"Si alguna vez hay un acto o una declaración que puede tener un trasfondo político –y es difícil que nada sea puro y limpio- os pido que, en defensa del tejido empresarial que representamos, todos y cada uno de nosotros también estemos", ha afirmado. Roca pedía así que los miembors de Foment i PIMEC vayan también a actos de la Cambra en defensa del tejido empresarial.

Acusaciones contra Canadell

Precisamente el candidato alternativo a la presidencia, Torres, ha acusado a Eines de País "de instrumentalizar" la Cambra y ha dicho que Canadell lo ha convertido en un "órgano de confrontación". "La Cambra no se merece ni tiene que ser gobernada por líderes partidistas que la intoxican", ha dicho Torres, vinculado a PIMEC, y que ha asegurado que ni siquiera con el mejor currículum del mundo ganaría la votación.

"Una cosa es qué hemos venido a hacer, y la otra porque hemos venido", ha afirmado Roca, que ha defendido que si bien Eines de País cree que Catalunya merece ser un estado independiente y que hay que defenderlo "en todas las instituciones", su presidencia se dedicará a "velar y trabajar para las empresas, para ayudar al tejido empresarial, para reavivarlo y hacerlo crecer".

En este sentido, ha lamentado que "no se reclame continuamente y sin descanso" el déficit fiscal, un dinero que considera que habrían ayudado a evitar la destrucción de 20.000 empresas y de muchos puestos de trabajo. "Exigir este dinero no es hacer política, es hacer justicia", ha dicho.

Hito "histórico" para las mujeres

Roca ha defendido el trabajo "incansable" de su predecesor en el cargo, Joan Canadell, y ha dicho que en su etapa al frente de la institución apostará por el "consenso, la perseverancia y la ilusión". "No me gusta imponer, apostaré por el consenso hasta la fatiga", ha remarcado.

Joan canadell y Mònica Roca, nueva presidenta de la Cambra de Comerç de Barcelona ACN

Joan Canadell y Mònica Roca / ACN

Coincidiendo con el 8-M, la nueva presidenta de la Cambra ha admitido la importancia de su presidencia, afirmando que las estadísticas muestran que en el mundo empresarial "la falta de género femenino perjudica la economía".

Al pedir el voto, Roca ha pedido, especialmente a las mujeres, que miraran a su alrededor para ver "cómo es de necesario un cambio radical" en el mundo económico. "Creemos un referente en el mundo femenino, para que a partir de hoy haya niñas que quieran ser presidentas de la Cambra cuando sean mayores", ha remarcado.

Imagen principal: La nueva presidenta de la Cambra de Comerç, Mònica Roca / Sergi Alcàzar

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat