El Gobierno fracasa con la tasa Tobin, impuesto que se aplica sobre las transacciones financieras. Durante los cinco primeros meses de 2021, España ha ingresado 150 millones de euros de su primera liquidación. Eso supone un 17,6% de los 850 millones de euros previstos por la Moncloa para el conjunto del año. Es decir, menos de una cuarta parte de la estimación inicial.

Durante el mes de junio se ingresaron las declaraciones del nuevo impuesto, correspondientes al periodo enero-mayo, hecho que supuso una recaudación hasta 150 millones de euros, según ha adelantado Economía Digital y tal como se desprende del informe de recaudación publicado por la Agencia Tributaria.

¿Qué es la tasa Tobin?

El Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF) o la tasa Tobin se aplica a la compraventa de acciones o derivados financieros para evitar movimientos especulativos. De esta manera, el tributo grava un 0,2% las operaciones de compra de acciones españolas ejecutadas por operadores del sector financiero.

¿A quién afecta la tasa Tobin?

La medida va dirigida a bancos, gestoras e intermediarios financieros que ejecuten actividades financieras. En este sentido, se someten a esta tributación las operaciones de adquisición de acciones de empresas emitidas en España con una capitalización bursátil superior a los 1.000 millones de euros. La intención del Gobierno es destinar esta recaudación a la financiación de las pensiones y el sistema de protección de la Seguridad Social.

Acuerdo PSOE-Unidas Podemos

El Gobierno los aprobó el 18 de febrero de 2020, un mes antes que empezara la pandemia de la covid, aunque no entró en vigor hasta enero de este año. El acuerdo de gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos contemplaba los dos impuestos. Los dos proyectos de ley va fueron aprobados ya hace más de dos años, pero el final precipitado de la primera legislatura de Pedro Sánchez lo frenó todo

En su momento, la ministra de Hacienda aseguró que "España no puede permitirse tener un sistema tributario anclado en el pasado", añadiendo que "no podemos pretender tener un Estado del bienestar moderno si tenemos un modelo tributario caduco", ha insistido.

Tasa Google

Aparte de la tasa Tobin también se aprobó la tasa Google, con la cual se esperan recaudar unos 960 millones de euros. Conocido formalmente como Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, grava las empresas con unos ingresos anuales de al menos 750 millones de euros y que ingresen a partir de los tres millones en el Estado español. Su liquidación es trimestral y tiene un tipo impositivo del 3% sobre los servicios de publicidad en línea, los servicios de intermediación en línea y la venta de datos y metadatos.

El Gobierno considera que hay grandes empresas internacionales que escapan el marco fiscal y entran en una situación de competencia desleal con pequeñas empresas. 

En la imagen principal, la ministra de Hacienda, Maria Jesús Montero / Efe

 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat