La patronal Foment del Treball ha reclamado este jueves inversiones para impulsar la economía catalana y ha recordado que la Comunidad de Madrid está creciendo además buen ritmo. En una rueda de prensa, el secretario general adjunto de la Comisión de Economía y Fiscalidad de Fomento, Salvador Guillermo, ha alertado de que el PIB catalán ha crecido por debajo de la media española en los dos últimos trimestres. Un cambio de tendencia causado, principalmente, por el freno de la industria que está sufriendo la falta de inversión, la falta de presupuestos y a un escenario internacional incierto marcado por la desaceleración de mercados como el alemán, según Guillermo.

Para evitar que Catalunya "pierda impulso", ha reclamado que se dedique "más tiempo y recursos" a una agenda "económica y social" para impulsar la competitividad, que tendría que pasar por una fiscalidad más competitiva.

"Catalunya es una potencia económica y se tiene que luchar para que siga siéndolo", ha dicho, apelando a la "sociedad civil" y a las administraciones públicas. Esta agenda reformista tendría que pasar por favorecer la capitalización de las compañías y por una fiscalidad más competitiva, según Fomento, ya que los costes salariales están creciendo para los empresarios.

"No tiene ningún sentido que los impuestos graven las personas que quieren capitalizar las empresas", ha reiterado, en su turno, al presidente de la Comisión de Economía y Fiscalidad de Fomento, Valentí Pich. Para Fomento, la aplicación de estas medidas, además, favorecerían el retorno de empresas que cambiaron la sede social a otras comunidades autónomas después del referéndum del 1-O.

Con respecto al mercado de trabajo español y catalán, desde la patronal aseguran que "se mantiene robusto", con un aumento del empleo y de la afiliación, en un contexto de crecimiento de la población activa. El número de asalariados creció en 565.500 en los últimos 12 meses, de los cuales 455.100 fueron indefinidos, en España. En Catalunya, del total de 101.800 nuevos asalariados, 83.200 tuvieron contrato indefinido. La buena marcha del mercado de trabajo es lo que explica, junto con las favorables condiciones financieras y la inflación contenida, la robustez de la demanda interna, que es el motor del crecimiento de la economía, a pesar de su moderación. Con todo, han criticado que gran parte de este impulso lo ha protagonizado el sector público, en comparación con lo que pasa en el resto del Estado, donde están los privados los que más trabajadores están contratando.

Por otra parte, la patronal se ha mostrado preocupada por las dificultades con las cuales se encuentra la clase media mantener su estilo de vida y ha recordado que el estancamiento de los salarios no ha permitido seguir el ritmo de los costes en aumento. Por este motivo, Pich ha pedido protección para las clases medias y ha alertado del riesgo que sufren delante la automatización de los puestos de trabajo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat