El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que movilizará hasta 200.000 millones de euros para paliar la crisis sanitaria del coronavirus y sus consecuencias económicas, el equivalente al 20% del PIB español. De estos, 117.000 serán de fondos públicos y el resto provendrán de recursos privados. "Se trata de la mayor movilización de recursos económicos de la historia de España en un espacio muy reducido de tiempo", ha asegurado Sánchez en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros telemático de esta mañana.

El plan de choque económico para hacer frente al coronavirus aprobado hoy cuenta también con otras medidas de cariz social, como la ya anunciada de la moratoria a la banca del pago de hipotecas con los suministros básicos garantizados para aquellas familias que se vean más tocadas por culpa del virus. Además asegura que mientras dure la crisis no se harán deshaucios.

En este sentido, explica que "hemos aprobado medidas para dar apoyo a las familias más vulnerables" y, sobre todo, "garantizaremos la protección a las personas mayores, que son las más vulnerables".

Liquidez sin freno y teletrabajo

Además, el presidente español ha anunciado una inyección de liquidez "sin precedentes" para el tejido empresarial. De esta manera, abre una línea de avales de 100.000 millones de euros para dotar de "toda la liquidez que necesiten".

Al mismo tiempo, explica, "hemos aprobado medidas para la protección del empleo". En este sentido, Sánchez ha aseverado que "fomentaremos el teletrabajo" para todas aquellas empresas donde sea posible.

Con respecto a los autónomos, uno de los grupos laborales más vulnerables, el Gobierno asegura que "facilitaremos que los autónomos puedan cobrar una prestación en caso de dificultad económica", y, además, "los trabajadores tendrán derecho en paro, aunque no cumplan los requisitos".

Facilitar los ERTO

El goteo de empresas que han presentado ERE temporales (ERTO) y despidos a los trabajadores por las dificultades que está causando la crisis sanitaria obliga en el Gobierno a tomar decisiones. En este paquete de medidas económicas incluye también la agilización para presentar ERE temporales, tal como han reclamado repetidamente las principales patronales españolas. De esta manera, será el Estado quien abone los sueldos y las cotizaciones, y también las prestaciones de desempleo.

Se trata de una medida para evitar despidos definitivos. En palabras de Sánchez, pide a las empresas que "no despidáis a los trabajadores porque esta crisis es temporal".

Aparte, Sánchez "ha explicado que se dedicarán 30 millones de euros a la investigación científica y ha admitido que seguramente "habrá que adaptar los nuevos presupuestos" al impacto económico del coronavirus.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat