La marca Bankia está a punto de extinguirse tras el anuncio de fusión con Caixabank. Pero, mientras la entidad sigue siendo independiente, presenta sus resultados como tal. Durante los nueve primeros meses de un año marcado por la pandemia, Bankia ha obtenido un beneficio de 180 millones de euros, lo que supone un 68,8% menos respecto al año anterior. Esto se debe al menor resultado generado por las operaciones financieras, así como por las nuevas provisiones en el contexto del coronavirus.

En concreto, la entidad ha efectuado en el tercer trimestre una dotación de provisiones de carácter extraordinario de 155 millones de euros que —sumados a los realizados en la primera mitad del año— suman 465 millones. El objetivo de estas dotaciones es reforzar aún más el balance y contar así con la máxima flexibilidad para atender las necesidades financieras futuras de los clientes, según ha informado la entidad.

En el último trimestre analizado —entre julio y septiembre— el beneficio de la entidad fue de 37 millones, después de que en el primer y segundo trimestre del año sumara 48 y 94 millones respectivamente. El banco nacionalizado, en el que el Estado conserva un 61% del capital tras el rescate de 22.424 millones, acumula un exceso de capital de más de 2.500 millones, cumpliendo el objetivo que se había marcado la entidad en el plan estratégico 2018-2020.

Holgura de requerimientos de capital frente a la fusión

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha puesto en valor que la entidad ha cumplido uno de los objetivos más relevantes de su Plan Estratégico 2018-2020, que era, "sin ninguna duda", la generación de los 2.500 millones de euros de capital. En este sentido, el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha subrayado que la fusión con CaixaBank que se presentará a la junta de accionistas el próximo 1 de diciembre, es "la mejor manera de poner en valor este fuerte exceso de capital" que Bankia generado en los últimos ejercicios.

Además, la ratio de capital de máxima calidad (CET 1 'fully loaded') se sitúa en el 14,79%, lo que supone un aumento en el acumulado de 2020 de 177 puntos básicos. Esto permite al grupo tener holgura frente a los requerimientos de capital de cara a la fusión con CaixaBank

El margen de intereses, que mide la capacidad de un banco de ganar dinero con su actividad tradicional de captar y prestar dinero, cae un 7,2% interanual hasta los 1.411 millones. Desde el banco destacan también “el buen comportamiento de las comisiones (+10,5%) y la reducción de los gastos de explotación (-2,8%)”.

El mejor tercer trimestre en formalización de hipotecas

Además, la entidad ha concedido más de 4.136 millones de euros en moratorias hipotecarias a través de 40.266 operaciones y otros 346 en “soluciones de consumo”. En cuanto a los avales públicos, la entidad ha alcanzado los 9.000 millones de euros de volumen de financiación con avales ICO, el 21,1% sobre el total del crédito a empresas concedido en los nueve primeros meses.

La entidad destaca la actividad comercial del tercer trimestre, con más de 800 millones en formalizaciones de hipotecas, lo que supone el "mejor tercer trimestre de la historia de Bankia". Muchas decisiones de las familias se habían pospuesto durante la pandemia, con lo que se han concentrado tras el verano. El volumen de formalizaciones ha alcanzado entre enero y septiembre los 2.262 millones, un 9,1% más. Pese al impacto de la pandemia, Bankia ha logrado mantener también la inversión crediticia sana, en 110.100 millones de euros.

Sobre la morosidad, algo que preocupa en gran medida al sector por la crisis, por el momento la entidad no se ve afectada por ello. Su tasa de mora se quedó a cierre del tercer trimestre en el 4,9%, diez puntos básicos menos que al finalizar 2019.

 

Imagen principal: Foto de una oficina de Bankia frente a una de CaixaBank. Foto: Efe

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat