El vicepresidente del Govern y responsable de Economía y Hacienda, Pere Aragonès, ha reclamado este viernes al ejecutivo español que permita a la Generalitat gestionar sus finanzas "con libertad". Catalunya cumplió por primera vez en un mismo ejercicio los tres objetivos de estabilidad fiscal –el déficit, la deuda y la regla de gasto-, según se recoge en el informe sobre el cumplimiento de los objetivos hecho público por el ministerio de Hacienda.

Así, Catalunya cerró el año con un 0,44% de déficit, una deuda del 3% y un 1,6% en la regla de gasto, lejos del 2,4% establecido. "Hemos gestionado con responsabilidad las finanzas públicas y ahora toca poder gestionarlas con libertad", ha dicho Aragonés en un comunicado.

Según el vicepresidente, las cifras demuestran que la Generalitat "gestiona adecuadamente sus finanzas y cumple sus compromisos". En este sentido, reclama al Gobierno que retire las medidas de supervisión específica que se aplican desde el año 2015. "Este control se impuso por razones puramente políticas", ha lamentado al vicepresidente, remarcando que Catalunya incluso "cumple los objetivos injustos" impuestos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat