Imagen superior: Botellas de Coca-cola en una estantería en Niça (Francia) / Efe

El grupo Coca-Cola ha suspendido desde este viernes y por un periodo de 30 días como mínimo todas sus campañas publicitarias en redes sociales, justo en un momento en que múltiples compañías de Estados Unidos están promoviendo un boicot publicitario a Facebook a raíz de las protestas raciales derivadas del asesinato de George Floyd.

Aunque la compañía ha asegurado que su apagón publicitario no debe entenderse como un apoyo explícito al boicot publicitario a Facebook promovido por diversas organizaciones proderechos civiles, sí se ha señalado que "no hay lugar para el racismo en el mundo y no hay lugar para el racismo en las redes sociales".

En un comunicado recogido per CNBC, el consejero delegado de Coca-Cola, James Quincey ha asegurado que la empresa tiene la intención de aprovechar este periodo para “reevaluar nuestras políticas publicitarias y determinar qué revisiones se necesitan”. “También esperamos una mayor responsabilidad y transparencia de nuestros socios de redes sociales”, añade el comunicado, según cita Efe.

Boicot antiracista contra Facebook

Varias organizaciones proderechos civiles de Estados Unidos promueven un boicot contra Facebook para forzar a la compañía a ser más estricta para evitar el discurso del odio y la desinformación, dentro de la oleada de manifestaciones antirracistas provocadas por la muerte de George Floyd a manos de un policía blanco el pasado 25 de mayo en Minneapolis.

Esta campaña ha recogido, además del apoyo implícito de Coca-cola, el de otras grandes corporaciones, como el grupo Unilever, que agrupa marcas como Dove, Ben & Jerry's y Hellmann's, así como el grupo Levi Strauss & Co. Esta última compañía ha instado a Facebook a "tomar medidas para parar la desinformación y el discurso del odio en sus plataformas”. “Es una afrenta inaceptable a nuestros valores. Nosotros y Dockers nos unimos a la campaña #stophateforprofit y pausamos todos nuestros anuncios en Facebook", añade Levi's.

Otras compañías como Eddie Bauer, The North Face, Patagonia, REI o Verizon también habían anunciado en los últimos días la suspensión de la publicidad en Facebook y otras redes sociales.

Hershey's, por su parte, anunció este viernes una reducción en un tercio de la publicidad en Facebook y sus plataformas, incluida Instagram, al considerar que la red social no "gestiona eficazmente el discurso violento y polarizador en su plataforma" y que pese a sus promesas de mejora no ha visto un "cambio significativo".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat