La final de Kiev del próximo 26 de mayo sobrevuela el Santiago Bernabéu esperando al primer finalista de la Champions League. El Real Madrid lo tiene todo de cara después de la victoria al Allianz Arena contra un Bayern de Munich que espera el remontamiento para seguir aspirando al triplete. El resultado de 1-2 del partido de ida deja las cosas muy abiertas y el seguro de que esta vuelta tendrá riesgo, ocasiones y goles.

El Madrid quiere seguir haciendo historia

El conjunto dirigido por Zinedine Zidane quiere volver a plantarse a una final europea y así aspirar a ganar la cuarta Champions en cinco años. La competición del Madrid es la Champions y también el único trofeo que salvaría la temporada. Cristiano Ronaldo quiere seguir su idilio con el gol y volver a ser decisivo por sus intereses personales de la Pelota de Oro.

El Madrid seguiría sorprendiendo en Europa y afrontaría una nueva final, con aspiraciones a seguir haciendo historia y optar a repetir por tercer año consecutivo el título de mejor equipo de Europa.

El Bayern quiere venganza

No fue posible ganar en casa, ante su público, y sigue el espíritu de venganza. Los polémicos capítulos contra el Madrid de las últimas temporadas encienden a los bávaros y eliminando los blancos es el mejor remedio.

El conjunto de Jupp Heynckes sigue aspirando al triplete. Bundesliga conseguida, a la final de la Copa Alemana y a un paso de la final de la Champions.

Noche de fútbol, noche de emociones y noche para volver a hacer grande el fútbol. Una semifinal que es una final adelantada y donde todo el mundo pondrá los ojos. Se espera un gran espectáculo en el Bernabéu.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat