Que Josep Maria Bartomeu y Leo Messi ya no se dirigen la palabra es público y notorio. Después que en los últimos días el barcelonismo esté viviendo uno de los capítulos más complicados y vergonzosos de los últimos años, el presidente blaugrana fue entrevistado y aseguró públicamente los nombres de los jugadores intransferibles, obviando aquellos que tienen abierta la puerta de salida. Una entrevista que supuso un punto y aparte de la relación con Messi y ha tomado la decisión de irse del club.

El capitán del Barça y el presidente se alejan cada día más. Las diferencias entre los dos, sumados a los fracasos sobre la campo y en los despachos, han provocado que Messi se repiense su futuro y quiera abandonar el club de su vida. Bartomeu ha hablado más de la cuenta —quizás faltando al respeto de jugadores que lo han dado todo por el club— y Messi se ha rebelado.

Leo Messi renovación Barça Josep Maria Bartomeu FC Barcelona

Bartomeu y Messi después de la última renovación

El argentino no está cómodo con Bartomeu y por eso el presidente ya no es un interlocutor válido en el tema de su futuro. Esta semana hubo una reunión entre Messi y Ronald Koeman, el nuevo entrenador, y se habló de todo y con claridad. Según apunta La Vanguardia, Bartomeu le pidió a Koeman que no le dijera nada sobre qué habían hablado, y también que el argentino le pidió al técnico holandés respeto para futbolistas como Luis Suárez tanto si cuentan o no con ellos para el nuevo proyecto.

Ahora sí, Messi ha encontrado a alguien con galones con quién hablar dentro del club y que entiende sus dudas. Como mito del barcelonismo, Koeman puede hablar de tú a tú con el argentino. Y en los próximos días se sabrá la decisión final de Messi: seguir o no seguir en el Barça, esta es la cuestión.