El Granada ha cesado el contrato del portero de su filial, Unai Etxebarria, según ha informado EiTB. Este es el jugador que celebró la clasificación de su equipo para la Europa League con una camiseta que defendía a los chicos de Altsasu y condenaba las penas de prisión que han recibido.

Después de los hechos, el Granada ya abrió un expediente al jugador por haber hecho unas expresiones políticas, que aunque no sean habituales entre los futbolistas, son perfectamente legítimas. Finalmente este expediente ha acabado con la expulsión de Etxebarria del club.

El portero, de 23 años, llegó al Granada el pasado verano procedente del Athletic Club para jugar al filial del club andaluz. Etxebarria ha sido un habitual en los entrenamientos del primer equipo y ha llegado a formar parte de varias convocatorias tanto en la Copa del Rey como en la Liga Santander, aunque sin llegar a debutar.

Presiones de Vox

El mensaje reivindicativo de Etxebbaria no pasó desapercibido por el unionismo español, que antes de que el Granada emprendiera ningún tipo de acción contra el portero, ya lo denunció. Concretamente fue Macarena Olona, secretaria general de Vox en el Congreso, que calificó el gesto de Etxebarria como "apología del delito" y pidió que el Granada la sancionara de alguna manera. Dicho y hecho, lo han acabado echando.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat