El Ayuntamiento de Barcelona, a través del ICUB y de la Concejalía de Memoria Democrática, impulsa el proyecto Memoria Viva, con el que se quiere invitar a los ciudadanos a restituir las memorias populares y colectivas de la ciudad, entendidas como una herramienta para transformar el presente y pensar el futuro. Memoria Viva, que se celebrará del 13 al 19 de octubre, tendrá su núcleo en el Born CCM, pero desplegará sus actividades por diferentes espacios de la ciudad a través de la Xarxa d'Espais de Memòria.

Una iniciativa para el derecho a la auto-representación

Jordi Rabassa, concejal de Memoria del Ayuntamiento, ha afirmado que esta iniciativa es una forma de construir ciudadanías. "Las políticas de memoria son centrales para el Ayuntamiento porque ayudan a construir ciudadanos críticos", ha afirmado Rabassa. Y ha afirmado que "la memoria se construye en la calle". Por eso se ha optado por un formato original. "No es un congreso académico, ni un festival, ni una feria gastronómica, ni una guía turística", explica Dani Granados, delegado de Derechos Culturales del Ayuntamiento. Lo califica de "propuesta experimental" para "visibilizar las diferentes memorias de la ciudad", e invita a todo tipo de colectivos a participar en ella. Granados afirma que se trata de una forma de canalizar el derecho de los ciudadanos a crear cultura y no sólo a consumirla, el "derecho a la producción cultural" y el "derecho a auto-representarnos".

Fuera del relato oficial

A través de este proyecto se pretende incluir en la memoria de la ciudad a la mujer, a las migraciones, a las minorías... Pero también se propone estudiar el paisaje, los archivos... Francisco Rubio, de la Xarxa d'Espais de Memòria, alega que este organismo pretende restituir las memorias de los grupos que no se incluyen al relato oficial. El programa empezará con una excursión a través del Rec Comtal, un itinerario por la cocina de la Barceloneta, una obra de teatro sobre la persecución del pueblo gitano... Pero también habrá rutas por la memoria histórica del Eixample, por la participación gitana en la revuelta de la Jamancia... Y se harán mesas redondas, un taller para reeditar la Wikipedia desde un punto de vista femenino.

¿Final memorable?

El Barcelona Viva se cerrará el sábado 19 de octubre con una gran "fiesta con las comunidades de memoria" ante el Born CCM, donde habrá juegos infantiles, pero también cocina compartida, radio, debates, una exposición... Todo acabará con una "Verbena memorable" con rumba y con diferentes comunidades culturales.

Las arpilleras del Congrés

En Chile, durante la dictadura de Pinochet, algunas mujeres, esposas de represaliados, empezaron a tejer arpilleras, en las que se representaba a los represaliados. Las figuras de tela se vestían con la ropa del asesinato o desaparecido, y tuvieron tanta repercusión que la dictadura las llegó a considerar subversivas y las persiguió. Ahora se han hecho famosas por todas partes y se exhiben en diferentes puntos del mundo. Un grupo de personas del barrio del Congrés i els Indians llevan 8 o 9 años trabajando en la realización de arpilleras de tema histórico. "Cosemos historias que no están escritas", explican. Núria Bonavila, de este Grupo , argumenta que ella cosió la historia de la Batalla del Ebro, que le había explicado su padre "durante 60 años, y por eso me la sabía muy bien".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat