La plataforma de distribución de contenidos audiovisuales más famosa de todo el mundo explica la "brutal" verdad sobre la dictadura "olvidada" de España.

Entre la infinidad de opciones que ofrece Netflix hay una serie que la plataforma todavía no ha doblado al catalán, ni al español. Se trata de una serie documental que consta de cinco episodios donde se desenmascara las verdades sobre el dictador Francisco Franco.

A través de una amplia investigación, esta docuserie explica detalladamente el turbulento régimen dictatorial que subyugó el pueblo español.

Una mirada europea

Esta investigación, narrada en alemán y con una mirada europea, está dividida en cinco partes. En el primer episodio se expone a Franco como "uno de los dictadores más brutales" de la historia de Europa, también que los ecos de la tiranía del jefe de Estado fascista "todavía resuenan en España".

En la serie "La brutal verdad sobre la dictadura de Franco" se investigan muchos asuntos, entre uno de ellos se cuestiona la paternidad de la hija del dictador, Carmen Franco, el indispensable apoyo del dictador nazi Hitler para iniciar la Guerra Civil Española y la muerte de militares que se opusieron al golpe de Estado franquista.

¿Doblar la serie?

Netflix culmina la docuserie sobre las vilezas del dictador con un capítulo aterrador donde investiga cuál fue el motivo por el cual Francisco Franco se mantuvo tanto de tiempo al poder. El capítulo empieza con una pregunta: "Quién fue exactamente el tenebroso y retorcido dictador español"?. Entre los múltiples letrados que participan en la confección de la investigación está el historiador británico Paul Preston reconocido por sus obras e investigaciones sobre la Guerra Civil Española y la dictadura franquista.

Esta serie está corriendo como la pólvora por las redes sociales y muchos usuarios reclaman que sea doblada y promocionada. Actualmente sólo está disponible en su versión original al alemán, pero se puede visualizar con los subtítulos al español.

La legión de Franco

A propósito del dictador, y a pesar de la mirada crítica de Europa con los ecos de la dictadura que todavía resuenan en España, el gobierno de Pedro Sánchez no prevé cambiar el nombre de la unidad militar legionaria denominada I Bandera Comandante Franco. La justificación dada por el Ejecutivo es que el dictador "fue el primer jefe de la unidad, entre los años 1920 y 1922", y no consideran que contradiga la Ley de memoria histórica vigente en el Estado. Esta fue la respuesta a la pregunta sometida por el senador de Compromiso, Carles Mulet, que denunció el hecho de que el Gobierno todavía no haya hecho ningún gesto para impulsar el cambio del nombre que "humilla a las víctimas de este genocida".

La respuesta

En la pregunta formal que el senador hizo por escrito al Gobierno, Mulet recordó que "el ministerio de Defensa reconoció que el mantenimiento de este nombre choca con la ley de memoria histórica, pero de momento no ha impulsado su cambio. ¿Por qué"?, reclamó.

En la respuesta, el Gobierno va reconeixer que la Ley 52/2007, del 26 de diciembre, obliga al Estado a tomar "medidas a favor de los que sufrieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la dictadura". Además, señalaron que la Orden CUL/3190/2008, del 6 de noviembre, dicta explícitamente la "retirada de símbolos franquistas en los bienes de la Administración General del Estado y sus organismos públicos dependientes".

Imagen principal de la portada de la serie en Netflix.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat