La poeta Amanda Gorman sorprendió a los Estados Unidos y el mundo con la lectura del poema La colina que escalamos durante la investidura de Joe Biden. El acto de investidura del sucesor de Donald Trump tuvo, además del 46.º presidente, varios protagonistas. O varias protagonistas. Una fue la primera vicepresidenta de los Estados Unidos, Kamala Harris. Otra, la cantante Lady Gaga que cantó The Star-Spangled Banner, el himno norteamericano, para el nuevo Comandante en Jefe. También la cantante Jennyfer López quiso ser presente en la proclamación de Biden, interpretando This land is your land, un himno del folk americano, y America, the beautiful, de Ray Charles. Pero, más allá de las divas y las mujeres poderosas, todas las miradas del Inauguration Day se centraron en la joven poeta de sólo 22 años.

Una tradición inaugurada por JFK

El primero a leer un poema en el tradicional acto de investidura del nuevo presidente fue el patriarca de la poesía norteamericana, Robert Frost, invitado por John Fitzgerald Kennedy a leer un poema en su acto de investidura, el 20 de enero de 1961. Para la historia quedará la interpretación de memoria por parte del veterano escritor, de 86 años, de uno de sus poemas más destacados, The Gift Outright, ya que estaba demasiado deslumbrado para leer Dedication, escrito por la ocasión. Recuperada la idea por Bill Clinton, Gorman se une a los nombres de Maya Angelou, Miller Williams, Elizabeth Alexander y Richard Blanco que recitaron a las investiduras de Clinton y Obama. Hasta ahora la poesía sólo se ha escuchado en tomas de posesión de presidentes demócratas, y no en todos los casos.

Con el poema La colina que escalamos, Gorman, que se define al mismo texto como "una escuálida chica negra descendiente de esclavos y criada por una madre soltera, que puede soñar ser presidenta y se encuentra ella misma recitando para uno," emocionó a los asistentes proclamando el inicio de una nueva "era de redención" y recordando que "siempre hay luz", incluso en los momentos mes oscuros. L'exprimera dama Michelle Obama o su antecesora Hillary Clinton expresaron a Twitter su entusiasmo con Gorman, de quien la excandidata democràta ha anunciado la intención de presentarse el año 2032, per ser la segunda o tercera presidenta de los Estados Unidos después de Kamala Harris. La elección de Gorman, además, fue cosa de la Dra. Jill Biden, profesora de lengua y literatura inglesa en una escuela secundaria, que había conocido a l'autora después de ver una lectura en la Biblioteca del Congreso.

El presidente Barack Obama o la influyente periodista Oprah Winfrey, dos personalidades que son conocidas por la capacidad de prescripción literaria, también se han rendido al talento de Gorman.

A su tuit, Winfrey se ha referido al hecho que la desaparecida poeta Maya Angelou, primera mujer afroamericana a intervenir en este tipo de acto estaría muy orgullosa. En este sentido, Gorman ha respondido a la comunicadora recordando que estaba allí siguiendo los pasos de otras mujeres como Angelou. "Aquí hay las mujeres que han subido en mis colinas antes" ha asegurado, confesando que durante el acto había llevado un anillo que simboliza un pájaro enjaulado regalado por Oprah para simbolizar el legado de su predecesora, muerta el año 2014.

"Siempre hay luz si somos lo bastante valientes para verla"

Gorman ha confesado que los hechos del día de Reyes, cuando una turba enloquecida asaltó el Capitolio animada por Donald Trump, la ayudaron a deshacer un bloqueo creativo que tenía, aunque el encargo de participar en el acto de inauguración del mandato de Biden lo había hecho "saltar y bailar". Aquel mismo día pudo acabar el poema, que habla de "una nación que no está rota, pero sí inacabada", ya que "la democracia puede retrasarse periódicamente, pero nunca puede ser derrotada de manera permanente". La colina que escalamos acaba proclamando que "siempre hay luz/ si somos lo bastante valientes para verla/si somos lo bastante valientes para serla".

Nacida en Los Ángeles el año 1998 e hija de una maestra, Gorman sufrió tartamudeo de pequeña, una limitación que también tuvo que superar a Joseph Biden, el hoy presidente. Enamorada desde pequeña por la poesía, con 19 años y estudiante en Harvard ganó la primera edición del National Youth Poet Laureate. La joven escritora, que se define como "poeta y activista", publicó el año 2015 su primer libro de poemas, The One for Whom Food Is Not Enough, y está previsto que publique este año Change Sings, un libro de poemas ilustrado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat