El conseller encarcelado Josep Rull ha confesado este jueves cómo le está afectando la dura rutina que tienen que seguir para poder asistir cada día al juicio al procés en el Tribunal Supremo. A raíz de un sketch del programa de humor El Intermedio, el conseller ha hecho un tuit explicando su situación.

"El Intermedio se cachondeaba con unas imágenes mías con los ojos cerrados. Sí, lo confieso, me dormí", ha dicho. Rull ha recordado que los presos salen de los centros penitenciarios a las 7 de la mañana y a menudo vuelven a las 10 de la noche. "Y las celdas no son el lugar más agradable", ha añadido Rull.

Y, después de esta explicación, ninguna crítica al programa que bromeaba de sus imágenes. Al contrario. "Soy muy fan del programa: ¡el humor bien hecho es catártico!", concluye.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat