Justo después de Semana Santa, el próximo 6 de abril, empezarán en Barcelona las obras de la Avenida Meridiana entre las calles de Mallorca y Navas de Tolosa-Josep Estivill, donde habrá un carril de entrada y uno de salida menos y una mediana central con un carril bici segregado, arbolado y zonas de estancia, dentro del proyecto de reforma de la avenida que ya ha llegado hasta la calle Mallorca desde la plaza de las Glòries.

Según informa el ayuntamiento de Barcelona, también hay actuaciones previstas en el ámbito ya reformado València-Mallorca, donde ahora hay tres carriles de entrada y cuatro de salida, para suprimir uno de salida y hacer que la sección sea uniforme en todo el ámbito renovado.

Los trabajos de la Meridiana cuentan con un presupuesto de 8,33 millones de euros, está previsto que duren un año y se actuará sobre 27.500 m2 de superficie. Son 500 metros de longitud, que sumados a los 800 ya reurbanizados supondrán un total de 1,3 kilómetros de una Meridiana renovada.

Tres carriles por banda

Con esta reforma, la avenida pasará a tener un carril de circulación menos por sentido, de manera que habrá tres por banda. En el centro habrá una mediana central de 9,50 metros de anchura. Se situará el carril bici segregado de doble sentido, de 4,30 m; un parterre de 2,60 m a cada lado con una hilera de árboles grandes y alumbrado. De esta manera, el carril bici que hay ahora en las aceras se podrá eliminar para incorporar grandes parterres en torno a los plátanos existentes combinados con espacios de estancia. Este aumento de verde se traducirá en 108 nuevos árboles y 3.500 m2 de parterres. También se incluirá nuevo mobiliario urbano.

La renovación incluye también nuevos pasos de peatones para mejorar la conexión transversal de la Meridiana, y se modificará la posición de la mayoría de los que ya hay para proyectarlos en dirección a los ejes de las calles que cruzan la avenida y mejorar los itinerarios.

Hasta Fabra i Puig a partir del 2022

La reforma de la avenida Meridiana continuará con la intención de redactar a finales de año el proyecto ejecutivo desde Navas de Tolosa/Josep Estivill hasta Fabra i Puig, con el objetivo de empezar las obras a partir del verano de 2022. Paralelamente, durante el 2022 se quiere redactar el anteproyecto de las obras entre Fabra i Puig y el Pont de Sarajevo, que se acompañará de un proceso participativo para recoger las propuestas y aportaciones vecinales y de entidades del entorno.

Esta reforma se suma a los proyectos que tiene en marcha el ayuntamiento, como el aumento del espacio para peatones en la calle Pelai y la reurbanización de la Rambla.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat