Lo han vuelto a hacer. Nos referimos a El Jueves. Pero vamos por partes. En un país donde los medios de comunicación perpetran impunemente atentados contra la deontología, diciéndole a señoras sexagenarias manifestándose pacíficamente: "No parece violenta, pero nunca se sabe", dando gato por liebre, o lo que es lo mismo, una afiliada empleada del PP por peatona anónima encontrada por casualidad en las calles de Barcelona, como Ana Rosa, recibiendo los consecuentes gritos de "mentirosa" en medio de una conexión, un ejercicio peculiar que se puede hacer es repasar las portadas, por ejemplo, del sábado pasado, el día después de la huelga y la multitudinaria manifestación por la libertad en Barcelona. No hay que ser muy espabilado para comprobar que muchos diarios optaron por destacar sólo la Barcelona que quemaba en las noches. El estallido de violencia en las calles de la ciudad, noche tras noche, ha hecho que muchos se llenen la boca acusando al independentismo de bélico y peligroso.

fuego

Sergi Alcázar

Minutos y minutos enseñando imágenes de violencia. Sólo de los radicales, la mayoría de medios unionistas. Afortunadamente, otros han enseñado imágenes de las medidas de seguridad ejercidas por los cuerpos de seguridad que ni eran medidas ni eran seguras. Todo lo contrario. Imágenes que ponían los pelos de punta por la dureza y la contundencia. Hablando de contundencia, la revista satírica El Jueves publica mañana un número especial que no dejará indiferente a nadie. Sólo la portada ya vale la pena. Acostumbrados a que sean ellos los que digan verdades como un templo utilizando el humor y la ironía, esta vez tampoco han defraudado. Porque ahora que todo el mundo habla de la violencia que hay en Catalunya, parece que muchos se hayan olvidado de la vergonzosa y sádica sentencia del TS contra nueve personas a las que mantendrán encerradas hasta 100 años sumando las durísimas condenas. Pero El Jueves no lo ha olvidado. Vean:

Demoledor. El especial "Arde la calle" tiene como protagonista único al juez Marchena vestido con su toga y a punto de lanzar un cóctel molotov sui géneris, una botella que contiene la sentencia al procés. Una versión de lo que el artista urbano más subversivo y famoso del mundo, Banksy, podría haber hecho si hubiera venido a dibujar a Barcelona durante los disturbios. Pero El Jueves van de cara. No se esconden como el británico, aunque eso les genere comentarios hiperventilados rabiando por el dibujo que estará mañana en todos los quioscos. Muchos otros, sin embargo, han aplaudido con las orejas:

Después de dictaminar la sentencia, probablemente los jueces del TS necesiten evadirse... Que alguien les haga llegar un ejemplar de El Jueves.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat