Las fantasías ultras de Javier Negre también se han reincorporado después del parón veraniego. Ha tomado mucho el sol y su cerebro hervía con ideas fachas cutres y nuevas mentiras repugnantes, pero sufría en silencio. Tenía un dolor en el corazón. Mejor dicho, en el bolsillo. Su web de propaganda voxer es una ruina, y ni siquiera sus seguidores están dispuestos a poner ni un euro para ayudarle a continuar. El problema no es nuevo, pero ahora está desesperado. Y amenaza con cerrar el chiringuito porque nadie le paga la fiesta. Despedido de El Mundo y cada vez menos solicitado en tv, Negre había encontrado la forma de hacerse de oro sin pegar ni sello: ser el principal youtuber de extrema derecha. Pero que no, que no sale adelante.

Su desesperación ha hecho que protagonice un nuevo espectáculo ridículo en las redes. Una grabación delirante, en el que la idea es que si el canal tiene problemas técnicos, es por culpa de que son fachas tacaños: "critican que no se oye, no se viene, pero no somos la Sexta." Si quieren escuchar sus tonterías, a pagar, a pagar. "El dinero es cobarde, el IBEX35 no quiere apoyarnos. No pretendáis que hagamos la competencia a La Sexta sin ni siquiera apoyar. Es muy fácil criticar, quiero mejor sonido, mejor audio, un 4K". No, Javier, eso no lo quiere nadie. Demasiado realismo si es para verte a ti con Quique San Francisco o Mario Conde. Antes de la traca final, hace un Lola Flores: "si todas las personas aportárais un euro...". No tiene vergüenza. Ni juicio: "luego preferís gastaros el dinero en Netflix donde solo hacen películas de independentistas. Para pagar 10 euros y ver documentales proetarras y proindependentistas...pa' eso sí lo tienen". La distopía es brutal... brutalmente espeluznante.

Javier Negre Twitter

Javier Negre Twitter

"Llegará un día en el que haremos el último directo y digamos: se acaba esta historia". La historia, la tuya, ya está acabada. No sufras.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat