El coronavirus y el confinamiento ha desatado la orgía ultra más abyecta. Y Javier Negre, intoxicador informativo de cabecera de Telecinco se frota las manos. Ha puesto en marcha un canal de youtube en el que mata "dos pájaros de un tiro": vomitar su dosis diaria de bilis y hacer caja en el mercado de las redes sociales. Después de aterrar al mundo con la habitación del pánico de Rosa Díez, nos ha traído a un nuevo personaje capaz de quitar el sueño a los más valientes. Se supone que es un actor y cómico que debía hacer gracia, pero la sonrisa de que despierta es la de alguien helado con su decadencia vital, intelectual y política. Había enseñado la patita más de una vez, pero el lodazal estrenado por el fabulista Negre es ideal para soltar las sandeces más hediondas: sí, es Enrique San Francisco.

Javier Negre Enrique San Francisco @estadodealarmatv

Javier Negre Enrique San Francisco @estadodealarmatv

"Si me pusieras las propuestas de un partido sin saber si es de izquierdas o de derechas y me taparas los ojos, pues yo estoy muy de acuerdo con muchísimas cosas de Vox. Resulta que ahora si estás de acuerdo eres un facha de mierda". La formación de Abascal, "José" según el sabio politólogo de barra de bar, da volteretas con la adhesión del decrépito intérprete, y retuitea la entrevista como si se tratara de los Diez Mandamientos. Compra todas las tesis de la extrema derecha, como que el Covid-19 es culpa del 8-M, dice que "han resucitado a Stalin" y llega a afirmar que todos los políticos son"agitadores", menos el barbudo líder ultra. Maemía. Afortunadamente esta tipo no gestiona ninguna crisis sanitaria, porque además del coronavirus, tendríamos muchos más problemas. Y muchos incurables. Los fachas, extasiados.

Enrique San Francisco @estadodealarmatv

Enrique San Francisco @estadodealarmatv

Un día más en la oficina, Negre. Esperando ver que nueva momia te abrirá el sarcófago para contaminar el medio ambiente. Ah, sí. Y de enlazarte la entrevista, olvídate. Ni agua.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat