Un cliente de una sucursal de banco pide un crédito. El director del banco le dice que nanay. El cliente le amenaza de seducir a su mujer si no se lo conceden. Es el planteamiento de una de las obras teatrales de más éxito de los últimos tiempos de la cartelera teatral catalana: El crédito. La obra de Jordi Galcerán estuvo dos temporadas ininterrumpidas en los teatros de Barcelona y también en Madrid. E incluso, se ha hecho una adaptación para la televisión.

el credit

TV3

Un telefilm coproducido por TV3, TVE y Focus Audiovisual, dirigido por Joan Riedweg y Abel Folk y protagonizado por Jordi Bosch (que también formaba parte del elenco de la obra teatral), Pere Ponce, Agnès Busquets o Àngels Gonyalons. Y este miércoles de Sant Joan, se emitió por TV3. La decisión fue todo un éxito de share: 15,6% con 350 mil espectadores, lider de audiencia y el programa más visto del día, excepto los dos TN.

el credit2

TV3

Pero ni tratarse de una coproducción con participación de TV3, ni ser una película con actores y actrices catalanes muy reconocidos, ni la sensibilidad especial que se le presupone a TV3 a la hora de hablar y tratar el cine, han evitado que este miércoles se reprodujera una costumbre francamente desagradable que se viene repitiendo en todas partes desde hace unos cuantos años. En Telecinco es marca de la casa, un rasgo distintivo que los caracteriza. Ir a publicidad cortando una escena y hacer mil anuncios ya es habitual, haciendo imposible seguir una peli en aquella cadena. Pero la guinda es cuando acaba la película y pasan al siguiente programa de la parrilla, o a más anuncios, cargándose los títulos de crédito. Incluso aquellos donde se van viendo imágenes representativas o los que después de los créditos tienen una escena final. Pero como si no hubiera ninguno. ¿Quién decidió que toda la gente que ha trabajado en un filme no merece que los espectadores vean su nombre escrito? ¿No forman parte de una película los créditos?

credits pele

Por desgracia, la cadena de Vasile no es la única que lo hace. En TV3 también. Cuando menos, este miércoles, se han recortado. Algunos espectadores han subido el grito al cielo:

Una autocensura inexplicable. Y un contrasentido: El crédito se quedó sin títulos de crédito.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat